Bernat Dedéu

Opinión El pasaporte covid y los sin papeles Bernat Dedéu
Opinión Amor propio Bernat Dedéu
Opinión El vodevil de la mesa de diálogo Bernat Dedéu
Opinión La Diada de los moribundos Bernat Dedéu
Opinión El obispo ya puede follar Bernat Dedéu
Opinión La paguita de los jóvenes Bernat Dedéu
Opinión El enigma del botellón Bernat Dedéu
Opinión Bienvenido, Mr. Pablo Bernat Dedéu
Opinión ¡Viva la justicia española! Bernat Dedéu
Opinión Catalanes o talibanes Bernat Dedéu
Opinión Escucha tú, Cuixart Bernat Dedéu
Opinión La tierra arde Bernat Dedéu
Opinión (Casi nadie) habla catalán Bernat Dedéu
Opinión 'Menys que un club' Bernat Dedéu
Opinión ¡Todos al aeropuerto! Bernat Dedéu
Opinión A la próxima avisa, Dolors Bernat Dedéu
Opinión Jordi Turull no es Forrest Gump Bernat Dedéu
Opinión ¿Puigdemont será Tarradellas? Bernat Dedéu
Opinión En la política no hay amigos Bernat Dedéu
Opinión Iceta cultureta Bernat Dedéu
Opinión Tranquilo, Artur, tranquilo Bernat Dedéu
Opinión Juventud, eres contagiosa Bernat Dedéu
Opinión La República de todes Bernat Dedéu
Opinión Del castigo al perdón Bernat Dedéu
Opinión La rendición Bernat Dedéu
Opinión No pasa nada Bernat Dedéu
Opinión Yo te haré de escolta, president Bernat Dedéu
Opinión ¡Preparémonos para el referéndum! Bernat Dedéu
Opinión Un simple cambio de opinión Bernat Dedéu
Opinión Del podcast a la conselleria Bernat Dedéu
Opinión Aragonès tiene que cobrar más Bernat Dedéu
Opinión El precio de los indultos Bernat Dedéu
Opinión Ahora es hora, segadoras Bernat Dedéu
Opinión Las bases republicanas y convergentes Bernat Dedéu
Opinión El bipartito del embate Bernat Dedéu
Opinión El futuro del capitalismo Bernat Dedéu
Opinión El problema no era el 50% Bernat Dedéu
Opinión Una idea de libertad Bernat Dedéu
Opinión En Madrid gana Colau Bernat Dedéu
Opinión Normalizar la sumisión Bernat Dedéu
Opinión Pol Guasch, hay esperanza Bernat Dedéu
Opinión Un país que lee Oriol Mitjà Bernat Dedéu
Opinión ¡Libros, más libros! Bernat Dedéu
Opinión Abandonar Twitter Bernat Dedéu
Opinión Exonerar a Pujol Bernat Dedéu
Opinión Nuet, el español ejemplar Bernat Dedéu
Opinión La pandemia no nos ha hecho mejores Bernat Dedéu
Opinión ¡Viva el Estado Mayor! Bernat Dedéu
Opinión El presidenciable opositor Bernat Dedéu
Opinión La farra madrileña Bernat Dedéu