Poco a poco las puertas del confinamiento empiezan a abrirse. Ante el nuevo paso en la desescalada, que permitirá pasear y hacer ejercicio, además de jugar al aire libre con los niños, Barcelona adaptará el espacio público para garantizar que los ciudadanos puedan moverse con seguridad. A partir de este viernes 1 de mayo se abrirán la mitad de los parques de la ciudad, unos setenta, se ampliarán las aceras de las calles más estrechas y se cortarán al tráfico algunas vías. Las playas y áreas de juego infantil seguirán cerradas.

Cada día, de 9 de la mañana a 9 de la noche, se vetará la circulación a los vehículos en 44 calles, un total de 18,5 km. El objetivo es poner a disposición de los barceloneses lo que desde el gobierno Colau han bautizado como "itinerarios seguros", lo que a la práctica significa que tengan un mínimo de 4 metros de anchura para poder mantener la distancia de seguridad entre personas. Para escoger las calles, el Ayuntamiento ha priorizado los barrios que cuentan con menos espacios seguros para el paseo, es decir los que no tienen acceso directo a grandes espacios abiertos y cuentan con una alta densidad de población.

En paralelo, de los 146 parques que hay en Barcelona se abrirán 70. La idea es que sean zonas de paso, no de estancia, por ello las zonas destinadas a los niños todavía no serán accesibles. La previsión es que el parque de la Ciutadella también abra, pero no será todavía este fin de semana sino que habrá que esperar al lunes. Los trabajadores de Parques y Jardines han intensificado el trabajo estos últimos días para poder adecuar los espacios, que se habían asalvajado durante las últimas semanas. Se abrirán dos parques en Ciutat Vella, 28 en el Eixample, 9 en Sants-Montjuïc, 4 en las Corts, 7 en Sarrià, 7 en Gràcia, 3 en Horta, 1 en Nou Barris, 3 en Sant Andreu y 6 en Sant Martí.

Más allá de los cortes totales de tráfico, se ganará espacio en determinadas calles. Consell de Cent, Rocafort y Girona se pacificarán, se cortará el tráfico de los laterales de la Gran Via -entre plaza Espanya y Tetuan- y de la Diagonal -entre Francesc Macià y Marina- y se ampliarán las aceras de la Via Laietana hasta 4,15 metros.

En total, serán unos 104.000 metros cuadrados nuevos que se destinarán a los peatones. Consulta aquí el mapa

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat