¿Planeas ir mucho a la playa este verano? Pues aprovecha el buen sol que hará para ponerte moreno o morena en un pispas. Ahora bien, si tienes pocos días de playa, seguro que te interesa saber cómo ponerte moreno rápido.

De parte de la Tumbona, la sección veraniega de ElNacional.cat, aquí tienes trucos, consejos y sugerencias que te ayudarán al respecto. Pero, antes de exponerte los 8 pasos, una advertencia: cada piel es un mundo, y puede que los trucos listados a continuación sean perjudiciales para ti. Cuida tu piel, prueba poco a poco un paso antes de ir al siguiente, o acude a un dermatólogo o especialista para que te dé un asesoramiento profesional.

👙 ¿Dónde es legal hacer topless en Catalunya y dónde no?

Cómo ponerse morena o moreno rápido: 8 trucos efectivos

1.  Utiliza crema solar con un FPS de 30

El Factor de Protección Solar o FPS representa el tiempo máximo en el que puedes estar expuesto al sol sin llegar a quemarte. A más FPS, más protegida está tu piel. Ahora bien, si quieres ponerte moreno o morena rápido, el portal de salud Healthline recomienda usar crema solar con 30 de FPS. Ese tipo de protección es lo suficientemente fuerte como para protegerte de los rayos UVA y UVB (ultravioleta A y B respectivamente) y, a la vez, no obstaculiza tus intenciones de poner tu piel morena con mayor rapidez. Y es que un FPS elevado garantiza mayor protección, cierto, pero también impide que te pongas moreno/a a la velocidad deseada.

Asegúrate por eso de cubrir todo tu cuerpo con crema solar, y no se te ocurra utilizar aceite bronceador que no incluya protección solar. Asimismo, si notas que te has quemado tras estar un rato al sol con Factor 30, emplea una crema con un FPS más elevado: la salud de tu piel es mucho más importante que la velocidad con la que te pondrás moreno.

2. Da tiempo a tu piel para crear melanina

La melanina es un pigmento cuya función principal es proteger tu piel de los efectos de la radiación ultravioleta de la luz solar. Y también es la clave para ponerse moreno. Verás: cada vez que te expones al sol, tu piel activa la síntesis de melanina para que esta evite que tu piel se queme. Es este proceso de creación de melanina la que provoca que tu piel se oscurezca. Y ahora viene el dato importante: todo cuerpo tiene un límite diario de creación de melanina, que suele estar entre la franja de las 2-3 horas.

Así que si te quedas más de 3 horas expuesto al sol, no solo no te pondrás más moreno, sino que pondrás tu piel al peligro de los efectos de los rayos ultravioleta, ya que tu cuerpo se ha quedado sin pigmento protector. La clave consiste en la dosificación: toma el sol un par de horas, que será más o menos cuando tu piel no pueda generar más melanina. Luego, espera al día siguiente para repetir el proceso. Si haces esta práctica a diario, te pondrás moreno sin poner en peligro tu piel y sin perder más tiempo del necesario.

3. Toma alimentos o suplementos con β-caroteno 

El β-caroteno o betacaroteno es un pigmento que se convierte en vitamina A cuando tu cuerpo lo procesa. Según explica la Natural Medicines Comprehensive Database (O Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales), el betacaroteno ayuda a disminuir el riesgo de quemaduras solares. Y, lo más importante, según explica Marko Lens, doctor especializado en cáncer, también ayuda a tu cuerpo a generar más melanina: "Ninguna loción o crema que te apliques en la piel te ayudará a mejorar la producción de melanina", cuenta este especialista para Cosmopolitan, "pero un suplemento diario de 25 gramos de betacaroteno sí que te puede ayudar.

Eso no significa que podrás estar menos tiempo tomando el sol, pero, como la melanina mejora las defensas naturales de la piel contra los rayos ultravioleta, de rebote mejora la habilidad de la misma para ponerse morena". Si no te hacen gracia los suplementos, puedes tomar alimentos con grandes dosis de este pigmento como zanahorias (tanto cocida como cruda), pimientos, boniatos, calabazas y verduras de color verde oscura (como espinacas, dientes de león, acelgas o brócoli).

4. Elige sabiamente tu momento del día para ponerte moreno/a

El sol normalmente pega más fuerte entre el mediodía y las 3 de la tarde. Así que, si tu objetivo es ponerte moreno/a rápido, esa es tu franja ideal para tomar el sol. Ahora bien: no se recomienda que realices este método si resulta que tienes una piel muy sensible. Los rayos del sol del mediodía son tan fuertes que tu piel puede quemarse fácilmente si no la proteges adecuadamente.

Además, aumentarán las posibilidades de que sufras cáncer de piel. ¿Tienes la piel sensible o no te quieres arriesgar? No pasa nada: el segundo mejor momento del día para tomar el sol es precisamente a partir de las 3 de la tarde. No te pondrás moreno muy rápido, pero notarás resultados más inmediatos que si tomas el sol de buena mañana o cuando ya son las 5 de la tarde.

Dona a la platja Max Unsplash
Mujer en la playa / Foto: Max / Unsplash

5. Prepara tu piel antes de tomar el sol

Una vez más, el portal especializado en salud Healthline recomienda que te preparares un poco antes de exponerte al astro rey. En concreto, una de las mejores formas de ponerte moreno o morena rápido consiste en exfoliarte antes. La exfoliación es un proceso que ayuda a eliminar células muertes de la piel, y anteponer la piel más saludable y fresca. Precisamente esta piel saludable está más lista y preparada para absorber los rayos solares. Eso sí: no te pases con este proceso. Los expertos no recomiendan más de una exfoliación a la semana; excederse puede irritar la piel y, como consecuencia, la exposición a los rayos del sol pueden dañarla con mayor facilidad. 

6. Cambia regularmente de posición

Cuando estés tomando el sol, imagina que eres un pollo a l'ast. Sí, has leído bien: un pollo a l'ast. No, nos hemos vuelto locos. ¿Qué hace un buen pollo a l'ast antes de ser vendido los domingos? Pues dar vueltas sin parar para que todas sus partes queden equitativamente bien hechas. Pues lo mismo con tu piel: mientras tomas el sol, cada 20 minutos o así, gira un poco tu cuerpo para que los rayos impacten otra zona de la piel. Muchas personas olvidan el detalle de irse moviendo regularmente y eso es un error.

Quedan excesivamente morenas en una sola parte de su cuerpo mientras que lo demás sigue como antes. El contraste queda raro. Una buena táctica que recomienda el site WikiHow consiste en girar 1/4 de cuerpo cada media hora. Empiezas exponiendo tu espalda al sol, luego te giras hasta quedar de lado, luego expones tu torso y finalmente el lado que queda. En 2 horas habrás dado una oportunidad a toda tu piel para ponerse moreno.

7. Cúbrete (estratégicamente)

Para ponerte moreno, no siempre debes estar expuesto al sol. Y es que una buena retirada estratégica a tiempo puede hacerte ganar la batalla. Por ejemplo, Frank Schwanke, doctor especialista en dermatología, explica en Cosmopolitan que es recomendable descansar de tanto en cuando mientras tomas el sol. "Los descansos ayudarán a reducir la intensidad de los rayos ultravioleta y el riesgo de quemarte. Con ello, tu piel se mantendrá saludable y será más fácil que se ponga morena".

Otra táctica similar consiste en tomar precauciones y cubrirte con ropa o con accesorios algunas partes de tu cuerpo que o bien se han quemado previamente con el sol o bien sabes que se ponen rojas con mucha facilidad. Por ejemplo, es habitual que la cabeza se queme rápido, por mucha crema que te pongas. Si te ocurre eso, cúbrela con un sombrero de paja, por ejemplo.

8. Toma alimentos que te ayuden a protegerte del sol

Los alimentos con betacaroteno no son los únicos que te pueden echar una mano en tu estrategia de ponerte moreno más rápido. Hay comida, por ejemplo, que te puede ayudar a mejorar el licopeno, un poderoso antioxidante que protege tus células del daño, incluidas las de la piel. Puedes encontrar licopeno en tomates, sandías, naranjas rojas, albaricoques, escaramujos... Luego hay alimentos con efecto antiinflamatorio que te ayudan a calmar tu piel después de que esta haya sido expuesta al sol durante mucho tiempo.

Dos buenos ejemplos son el sushi y el té verde. Precisamente la dermatóloga Samantha Bunting explica para Cosmopolitan que a ella, cuando quiere ponerse morena, le encanta tomar sushi para comer y luego rematar la jugada con un poco de té verde. ¿Y de postre? ¿Qué te parecería un poco de chocolate negro? Es un alimento a rebosar de flavonoides, que te ayudan a protegerte de las quemaduras de piel. O también puedes optar por un café; la cafeína ayuda a reducir el riesgo de sufrir cáncer de piel. "Recomiendo tomar un expreso antes de ir a la playa", recomienda la dermatóloga Bunting.

Ahora que ya sabes cómo ponerse moreno o morena rápido, ¿te entran ganas de irte a la playa? Genial, pero recuerda protegerte de las quemaduras solares. Apunta también todas aquellas cosas que pueden hacer que te caiga una multa en la playa, y descubre si es legal dormir en alguna de ellas (o no).