La Cambra de Comerç de Barcelona quiere hacer una propuesta al Departament de Salut a fin de que bares y restaurantes puedan volver a abrir. La propuesta, a la cual ha tenido acceso RAC1, se ha consensuado con el sector de la restauración.

Entre las medidas estaría la obligatoriedad de la mascarilla para todos los clientes durante la comida: antes, después y también entre plato y plato.

Agentes Covid

La Cambra plantea que cada local tenga su propio agente Covid que vigile el cumplimiento de todas las normas. El presidente de la Cambra, Joan Canadell, ha hablado en RAC1 sobre esta propuesta: "Instaurar un agente Covid en cada restaurante es factible. Este agente tiene que velar por el cumplimiento de las normas, tiene que informar a los clientes, comunicar quejas si las hay o informar a la autoridad si un cliente no cumple las normas".

Otra de las ideas sería que los locales tendrían que priorizar el uso de las zonas reservadas y que se utilizaran para familias. Además, también se prevé el uso de mamparas entre comensales si son de familias diferentes y que el aforo de bares y restaurantes se fije teniendo en cuenta cada espacio.

Tests rápidos

La propuesta de la Cambra de Comerç también contempla que los locales puedan hacer tests rápidos. La Cambra propone "que a través de acuerdos con las farmacias más próximas, los restaurantes ofrezcan a los clientes hacerse la prueba antes de entrar a comer o a cenar".

Los tests rápidos son la opción por la que se ha decantado el Departament de Salut con las personas que han estado en contacto con un positivo. Así lo ha avanzado este domingo La Vanguardia, que también ha explicado que se focalizarán los cribados masivos con pruebas PCR en aquellos barrios y escuelas donde se disparen los contagios.

En un documento dirigido a los profesionales sanitarios, la Generalitat también insta —en el caso del ámbito educativo de la secundaria— a los alumnos a hacerse ellos mismos la extracción nasal de muestra, eso sí, supervisados por sus docentes. Todo se enmarca en una fase de "mitigación" ligada estrechamente a la evolución de la pandemia en Catalunya.

Desde el departamento apuntan que la apuesta para hacer las pruebas a los contactos estrechos se mantiene, pero dado "el aumento de casos en la comunidad" se realizarán a partir de ahora mediante tests rápidos. En este sentido, abre la puerta a plantear la posibilidad de disponer de puntos fuera de los Centros de Atención Primaria (CAP) y mantener "circuitos internos" con separación de las enfermedades respiratorias.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat