Adiós parcial de María Dolores de Cospedal. La dirigente del PP renunció este lunes a su puesto en el comité ejecutivo nacional del partido después de que hayan visto la luz numerosas conversaciones mantenidas con el excomisario José Manuel Villarejo. El digital Moncloa.com ha publicado más audios de estas conversaciones; las últimas, sin embargo, también salpican al expresidente español Mariano Rajoy.

El citado medio asegura que Cospedal consultó y tuvo la aprobación de Rajoy después de la reunión que mantuvo con el entonces comisario el 21 de julio de 2009 en la sede del PP. El encargado de confirmarle las sensaciones a Villarejo es el marido de Cospedal, Ignacio López del Hierro: "Su jefe está de acuerdo en que se lleve a cabo esta línea de actuación", indicaba a Villarejo.

Esta conversación donde se hace referencia a Rajoy se mantuvo vía telefónica el 22 de julio y se hizo para medir las sensaciones después del encuentro del día anterior en la sede del PP.

Del Hierro pregunta a Villarejo qué opinión ha obtenido de "nuestro socio", (Cospedal) y el excomisario le dice que "buena impresión, obviamente". Villarejo también quiere saber qué impresión se ha llevado la dirigente popular de él, del Hierro le dice que "Bien, bien, bien. La suya y la de su jefe, que también le comentó el negocio a su jefe, como es normal". Acto seguido, Villarejo pregunta al marido de Cospedal si su jefe (Rajoy) "entendió la cosa", del Hierro lo saca de dudas: "Sí, su jefe está de acuerdo con esta línea de actuación".

Cuando en las conversaciones se hace referencia a esta "línea de actuación", quiere decir el encargo de "trabajos puntuales" que Cospedal hizo a Villarejo en una reunión secreta del 21 de julio del 2009 en la séptima planta de Génova 13, la sede central del PP.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat