El Parlament balear ha aprobado hoy una proposición no de ley de MÉS per Mallorca en "apoyo a la democracia y contra la judicialización del proceso soberanista de Catalunya" que ha sido apoyada por los partidos del Govern y el PI, y a la que se han opuesto el PP y Ciutadans (Cs).

Mediante esta iniciativa, después de recogerse las propuestas planteadas por los socios del ejecutivo balear, "el Parlament de las Illes Balears insta a los gobiernos español y catalán a buscar una solución política y no judicial a la situación que vive Catalunya".

La iniciativa ha sido defendida por la diputada de MÉS Margalida Cura y ha contado con 35 votos a favor de MÉS, PSIB-PSOE, Podem, Gent per Formentera y el PI, y 20 en contra de populares y Cs. En el texto inicial planteado por los econacionalistas se urgía a solucionar este problema en el Gobierno español y a las Cortes generales, pero no al ejecutivo catalán, que finalmente también ha sido incluido a propuesta del PSIB-PSOE.

"Vergonzosa judicialización"

Durante su intervención, Capellà ha recordado que 2,1 millones de personas se manifestaron a favor de la independencia de Catalunya con ocasión de la consulta popular de noviembre del 2014. La diputada ha advertido que un país puede tener leyes, como es el caso de España, pero no por eso ser un estado democrático y ha calificado "vergonzoso la judicialización" por parte del Ejecutivo central del proceso soberanista catalán.

Capellà ha exigido "diálogo y con respecto a la voluntad del pueblo de Catalunya" y ha destacado esta iniciativa de apoyo del Parlament de las illes Balears ante el "silencio y parálisis política" del Estado ante la voluntad de las instituciones catalanas de convocar un referéndum sobre la independencia.

Por parte del PSIB-PSOE, el diputado Xico Tarrés ha subrayado el hecho de que la petición de la cámara balear se dirija a los dos gobiernos, tal como han planteado los socialistas. El PSOE, ha subrayado, está "ante todo con la Constitución española y con la legalidad, faltaría más", ha apostillado el diputado ibicenco. No obstante, ha advertido que la Carta Magna es un autocar de "hace treinta años" que es necesario actualizar para que "todos estemos a gusto" y que "la convivencia entre los españoles sea mejor de lo que es ahora".

"Desafío permanente" 

Desde el PP, el diputado Miquel Jerez ha señalado que no está "en manos" del Parlament balear "paralizar" la acción de la Justicia en todo este proceso y ante el "desafío permanente" de los que pretenden la independencia sin respetar las leyes y la legalidad. Jerez ha mantenido que la política, como cualquier acción humana, está "sometida al imperio de la ley" y que "no se puede desafiar de manera permanente" la ley y la Constitución española.

El portavoz de Cs, Xavier Pericay, ha denunciado las "falacias" de los argumentos de los grupos que han apoyado esta iniciativa porque "fuera de la ley" nada tiene "valor jurídico ni práctico". Además, ha recordado que la Constitución española fue aprobada por una "anchísima mayoría" de españoles, también catalanes, y lo que no se puede hacer es "saltárnosla".

Desde Podemos, el diputado David Martínez ha señalado que no entiende la "obsesión del PP contra Catalunya", aunque "les dé votos".

De su lado, el diputado del PI Josep Melià ha criticado al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, porque su actitud es que "los conflictos se quemen solos y se enquisten, pero este no es el camino" ante la cuestión soberanista, ha advertido.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat