La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha estado muy crítica con su socio de gobierno, el PSC. Y ha puesto el foco en el ministro de Sanidad, Salvador Illa, por el doble papel que está combinando con la mirada puesta en su candidatura a las elecciones catalanas.

En una entrevista a Aquí Cuní de Ser Catalunya, ha sido tajante: Más allá de la postura de cada uno, que en términos políticos es legítima, la cuestión del ministro Illa se está demostrando insostenible. Lo dijimos la mayoría el día que dijo que era candidato pero fui la primera al trasladarle personalmente que sería insostenible ser candidato y ministro de Sanidad en plena gestión de una tercera ola y con la campaña de vacunación".

Colau, que también hace campaña por su candidata Jèssica Albiach, añade: "Y estamos viendo todos su incomodidad en las ruedas de prensa cuando se le hacen preguntas como candidato y ministro de Sanidad en un momento en que se tienen que tomar decisiones difíciles. Y un ministro de Sanidad tiene que priorizar el criterio sanitario por delante de cualquier otra cuestión fuera de dudas. Sería bueno para todo el mundo y él el primero que dejara el ministerio cuanto antes". Sin ningún tipo de duda, es una de las más críticas de Podemos con Illa.

Críticas a Campo

Los socialistas no quieren aplazar las elecciones en el Parlamento del 14 de febrero. Es evidente que a pesar de liderar la campaña para combatir la pandemia, priorizan el electoralismo y el mensaje llega desde el PSC pero también el PSOE. Este jueves ha sido Juan Carlos Campo quien se ha pronunciado, apostando también por mantenerlas. El ministro de Justicia ha advertido que cambiar de fecha los comicios sería "grave para la democracia", porque se trata de "democracia y derechos fundamentales". También ha recordado que la suspensión no está prevista a la ley electoral.

Colau pide coherencia: "Le pediría al ministro de Justicia que en vez de hacer estas declaraciones que generan más incertidumbre que hablen entre ellos. Entre los diferentes ministerios, con el Gobierno y busquen ponerse de acuerdo de manera razonable, científica y con datos. Porque ir haciendo declaraciones y contradeclaraciones sólo genera angustia".

Tremosa no le coge el teléfono

La estrategia comunicativa de Colau es clara: a través de las redes alabar de los méritos que supuestamente ha hecho su gobierno y a través de los medios reclamar, criticar y advertir a los adversarios. Más allá de Illa, también ha sido el turno para el conseller de Empresa Ramon Tremosa. La alcaldesa se siente menospreciada porque no le coge el teléfono: "He estado llamando al conseller desde el lunes y no he obtenido ninguna respuesta. Me parece increíble que en plena ola de frío y con cortes de suministro en muchos municipios no me dé ninguna respuesta y no nos reúna".

Afirma que "le parece increíble" que no coja el teléfono durante tres días ni conteste la carta que le ha enviado: "La secretaria es muy amable pero él no responde". La urgencia la atribuye a los cortes de luz y electricidad que se repiten a muchos puntos del territorio. Aunque no ha focalizado como el Govern, también con su partido Podemos al frente, no ha cumplido con las promesas electorales que pregonaba sobre este aspecto.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat