El candidato Salvador Illa, a pesar de ser ministro de Sanidad, ha esquivado posicionarse sobre la fecha de las elecciones al Parlament, si hace falta mantenerla en el 14-F o aplazarla. Pero no lo ha hecho el PSC, el único partido que defiende mantenerlas, ni tampoco sus compañeros en La Moncloa. Este jueves ha sido Juan Carlos Campo quien se ha pronunciado, apostando también por mantenerlas. El ministro de Justicia ha advertido que cambiar de fecha los comicios sería "grave para la democracia", porque se trata de "democracia y derechos fundamentales". También ha recordado que la suspensión no está prevista en la ley electoral. Por eso ha pedido prudencia y "responsabilidad" a los partidos.

En una entrevista en Ràdio 4 y La 2 este jueves por la mañana, el titular de Justicia ha defendido que "la respuesta tiene que ser absolutamente proporcionada a la situación". En este sentido, Campo ha avisado que "estamos hablando de democracia y de derechos fundamentales", y que eso "es una cuestión delicada" con la que hay que "vigilar". No sólo ha recordado que la suspensión de las elecciones no está prevista por la ley electoral, sino también que "el derecho tiene mecanismos de impugnación". Por eso ha reclamado "consenso", aunque la única formación que hoy parece romper el consenso es justamente el PSC.

¿Qué afectación tendría un eventual aplazamiento electoral sobre los presos políticos independentistas? Juan Carlos Campo ha visto "francamente difícil" que se pudieran resolver los indultos antes de la nueva cita con las urnas. "No creo que se puedan aplazar tanto", ha respondido el ministro preguntado sobre esta cuestión. Ha subrayado que la Abogacía del Estado todavía tiene que enviar su informe al Tribunal Supremo, que después tendrá que emitir un dictamen que se elevará a la mesa del Consejo de Ministros. También ha enfriado la posibilidad de una reforma inmediata de los delitos de rebelión y sedición.

Preguntado sobre la negativa de la justicia belga a extraditar al exconseller Lluís Puig, el dirigente socialista ha expresado su "preocupación" y ha defendido que en el Estado español "se cumplen escrupulosamente los derechos fundamentales". Se está estudiando un posible recurso ante esta decisión.

Illa no se moja

Es el ministro de Sanidad y quien a priori tendría que tener más información sobre la situación del coronavirus en toda España. No obstante, Salvador Illa sigue sin querer mojarse sobre la conveniencia de mantener las elecciones catalanas. El también cabeza de lista del PSC en estos comicios reiteró ayer que se trata de una decisión que "corresponde a los partidos políticos y el Gobierno de Catalunya". Mientras tanto, insistió, él continuará "centrado al 101%" en la lucha contra la tercera ola de la pandemia, que está dejando nuevas cifras desoladoras.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat