El portavoz de Cs en el Parlament, Ignacio Martín Blanco, ha dedicado unas duras palabras al PSC por el aval de las finanzas del Tribunal de Cuentas: "El PSC tendría que hacer de oposición en vez de blanquear todos los trapicheos del independentismo", ha lanzado Martín Blanco.

Estas declaraciones llegan un día después de que el presidente de los socialistas en Catalunya, Salvador Illa, exigiera "transparencia" por parte del Govern con relación a las tres dimisiones del ICF antes de la votación sobre el aval de los 5,4 millones de euros reclamados por el Tribunal de Cuentas. A los de Ciudadanos les ha sabido a poco, y han salido en representación del extremismo: "Lo más fácil sería hacer como el PSC, que mira hacia otro lado. Pero desde Cs no nos parece legal y por eso lo denunciamos delante de la Fiscalía", se ha vanagloriado el portavoz de Cs.

"Muy legal no debe ser"

Sin darse cuenta de la ironía de sus palabras, el portavoz de Ciudadanos ha comentado las dimisiones en el ICF: "Muy legal no debe ser cuando tres de los consejeros del ICF ya han dimitido", ha apuntado. Martín Blanco también ha cargado contra la ponencia del PSOE por su 40.º Congreso: "Con esta España multinivel pretenden crear una España de privilegiados".

"Se trata de una idea contraria a la España de ciudadanos libres e iguales. Quieren hacer una España con diferentes niveles de ciudadanía y aquellas comunidades autónomas gobernadas por partidos nacionalistas tendrán privilegios", ha alertado el portavoz de Cs en el Parlament. "Pedimos a Sánchez que tenga bien presente que España es una nación de ciudadanos libres e iguales. Tiene que velar por la solidaridad y acabar con los beneficios para el separatismo", ha concluido Martín Blanco. "Lo que tiene el PSOE en la cabeza es un Estado confederal con la ruptura de la soberanía nacional para distribuirla en 17 cosoberanías como dicen algunos de sus documentos", ha dicho con tono alarmista.

"No fue una purga"

Cuando ha llegado el momento de hablar sobre las expulsiones (y dimisiones) masivas de su partido, Martín Blanco ha negado que los expedientes de expulsión a los portavoces de Lleida y Girona sean "purgas de críticos". "El caso de Lleida es paradigmático de una persona, Ángeles Ribes, que hacía tiempo que ejercía el liderazgo con muchas críticas por parte de los mismos afiliados del grupo municipal", ha señalado el portavoz. No se ha tratado de una decisión arbitraria o para echar a alguien incómodo con la dirección. Al contrario, Ribes había generado muchos problemas con los afiliados en Lleida. No era democrática, ni generosa ni respetuosa con el ideario del partido", ha justificado Martín Blanco.

"Y el caso de Girona es diferente. Pero las decisiones se toman siempre de acuerdo con lo que nos dicen las agrupaciones diferentes que tenemos en el conjunto de España y, en este caso, en Catalunya, ha concluido.

Foto principal: el portavoz de Ciudadanos en el Parlamento, Nacho Martín Blanco / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat