El abogado Jordi Pina ha alertado este sábado que "ha habido un especial interés al ir muy rápido" pero que "este juicio no tendría que empezar en enero si las cosas se hacen bien hechas". Pina, que defiende Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull, lo ha explicado en una entrevista al programa Preguntas frecuentes de Tv3, donde también ha añadido que si el Tribunal Supremo quiere que sea un "juicio justo" y que haya pruebas tanto de la acusación como de la defensa, necesitan más tiempo.

En la entrevista también ha participado la abogada de Jordi Cuixart, Marina Roig, que ha añadido que "han cerrado la instrucción sin que las defensas hayamos podido supervisar toda la información que llegaba". Roig también ha defendido que el juicio sea televisado para que "todo el mundo pueda valorar lo que pasa" y ha rechazado pedir un indulto porque "no se ha cometido ningún delito".

Los dos abogados reaccionaron también a la noticia que la Fiscalía mantendrá la acusación de rebelión contra los presos políticos pero pedirá la pena más baja, y ha asegurado que "lo importante está en sí hay algún fundamento para acusarlos de rebelión". "Con el Código Penal demostraremos que no hay ninguno de los delitos. Sería un error que los abogados fuéramos a hacer política al juicio", añadió Pina.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat