El pasado sábado de madrugada Leo Messi se volvió a abalanzar contra los árbitros y la Conmebol, acusándolos de corrupción, después del final de Argentina en la Copa América. El líder argentino cargó contra la competición y también sobre la preparación que había para que Brasil fuera campeón.

Y así ha sido. Brasil ha sido campeón de la Copa América después de superar en la final a Perú, y Argentina, con Messi rigurosamente expulsado, acabó tercero pero se negó a recoger la medalla de bronce con sus compañeros. Después de la feroz crítica de Messi hacia la competición, la Conmebol y la conjura para favorecer a Brasil, ha habido respuesta.

Los futbolistas brasileños, con la adrenalina de haber ganado el trofeo corriendo por las venas, han respondido con contundencia a Messi. Dani Alves, excompañero suyo en el Barça, ha asegurado que no estaba de acuerdo con Messi.

Brasil Copa Amèrica 2019 EFE

EFE

El madridista Casemiro ha sido más sutil y se ha dirigido a Messi diciéndole que "los que tienen boca hablan lo que quieren". Más directos han sido los jugadores del PSG Marquinhos, que ha dicho que "es frustrante que lo diga un jugador de su calidad", y Thiago Silva, recordando el arbitraje de Aytekin en el 6-1 del Barça al PSG asegurando que en aquella ocasión sí fue una "actuación ridícula".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat