Entre concierto y concierto Pep Guardiola sigue demostrando cómo se dirige el fútbol desde la banda y ya se puede decir que gana allí donde va. No ha conseguido triunfar en la Champions League lejos de Barcelona, pero sí en las competiciones domésticas. Tres ligas españolas conquistadas con el Barça, tres Bundesligas con el Bayern de Munich y ahora, en su segundo año en Inglaterra, levanta su primera Premier League con el Manchester City.

Una sinfonía de fútbol

Pep Guardiola sigue siendo el mejor entrenador del mundo, también demostrándolo en Inglaterra, y practicando un fútbol que embelesa a todo aficionado con un mínimo gusto para el juego de posición y posesión. La semana pasada no pudo adjudicarse el título de la que dicen que es la mejor liga del mundo contra su archienemigo, José Mourinho, en el primer match-ball, pero ahora sí, con la segunda bala. El City hizo el trabajo imponiéndose al Tottenham y Mourinho ha caído contra el West Brom, el colista.

Jugando a un fútbol vistoso, fluido y dominador se puede ganar la competición de más nivel y con más igualdad del mundo. La orquesta de Guardiola sigue afinando sus instrumentos en su segunda temporada en el Etihad. Y esta vez ya es capaz de adjudicarse la Premier igualando un récord. Guardiola se pone al nivel del United que la temporada 2000/01 ganó a cinco jornadas para el final de la competición. La curiosidad es que lo consiguió un 14 de abril. Esta vez ha sido el 15.

Y es que con un fútbol que ha maravillado a toda Inglaterra, sabiendo jugar a contracorriente del estilo de los creadores del fútbol, vuelve a sorprender con su nueva sinfonía. Guardiola ha creado un equipo sobrio, con referentes clásicos del fútbol cruyffista, pero con variaciones aprendidas en Barcelona y en Munich.

Pep Guardiola Manchester City Premier League EFE

De Bruyne, el mejor solista

El fútbol del Manchester City ilusiona y gusta de sólo verlo. Se busca la plasticidad del pase, del movimiento uniforme y de llegar a hacer daño al rival con la posesión. Pero este equipo ha sido liderado por un gran solista: Kevin de Bruyne.

El centrocampista belga ha acabado de explotar a sus 26 años con Pep Guardiola como entrenador. Por fin llega el momento de ver al De Bruyne que todo el mundo esperaba. Un futbolista con toque, llegada y gol. Capaz de ser asociativo y definidor. Un jugador muy completo que ha liderado al City.

Pero no sólo él ha sido el principal artífice del éxito de los citizens. Ederson, Sané, Sterling, Agüero, David Silva, Bernardo Silva o Gabriel Jesús también han dirigido al equipo sobre el césped.

Una temporada de récords

Aparte del récord conseguido en precocidad, también puede ser una temporada histórica para Guardiola en otros términos. El apartado goleador, de puntos, de victorias o de diferencia respecto del segundo también están sobre la mesa.

Posible récord de puntos si acaban superando los 95 que hizo el Chelsea de Mourinho en la temporada 2004/05. Posible récord si superan las 30 victorias en una misma temporada. Posible récord si marcan más de 103 goles. Posible récord de diferencia de goles. Posible récord de mayor diferencia sobre el segundo clasificado. Y posible récord de más victorias fuera de casa.

El Manchester City de Pep Guardiola sigue dando pasos de gigante, ya siendo de campeón, y se consolidan como uno de los grandes.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat