El Barça gana, consigue tres puntos, pero no recupera su mejor fútbol. Media hora de Messi ha sido suficiente para superar al Villarreal en un partido en que Antoine Griezmann y Arthur han sido los goleadores (2-1). Pero sonrisa a medias porque Messi se ha retirado con moléstias.

El efecto tridente

Y por fin, en la sexta jornada de Liga en el Camp Nou, ha llegado el turno del esperado tridente. Messi, Luis Suárez y Griezmann han sido titulares y no han tardado mucho en hacer daño. En la primera gran ocasión del partido, en el minuto 6, Messi y Griezmann han conectado a la perfección. Córner servido por el argentino al palo corto y el francés peina la pelota para marcar el primer gol. Hacía cuatro meses que los culés no veían en casa al '10' y ha tardado muy poco al demostrar su determinación.

Una sensación de ánimo para un equipo tocado y que había entrado en una minicrisis después de volver a perder el sábado pasado en el campo del Granada. Pero en el estadio culé todo es diferente y en las primeras de cambio ha habido alegría. Y mira que no jugaba De Jong en medio del campo, que había dejado su sitio a Arthur; igual que Rakitic, que tampoco figuraba en el once respecto del último partido y volvía Busquets. Precisamente Arthur, que parece que se ha acostumbrado a hacer golazos, en el minuto 15 no se lo ha pensado para hacer un espectacular disparo desde más de veinte metros que el portero Asenjo sólo podría hacer la estatua.

luis suarez barça vila real @FCB

FC Barcelona

El Barça vuelve a recibir

La alegría se multiplicaba entre los culés antes de la preocupación. Messi ha notado molestias en el muslo izquierdo justo antes de la media hora y ha tenido que abandonar el campo durante unos minutos para recibir masajes. Desde aquel minuto y durante el último cuarto de hora de la primera mitad, el equipo blaugrana ha dado un paso atrás y se ha atemorizado aunque el argentino ha seguido jugando hasta el descanso, cuando ha tenido que ser sustituido.

Parecía que la solidez había vuelto a la defensa, pero en la última jugada de la primera mitad Cazorla se ha inventado una genialidad. Al estilo de Arthur, desde veinte metros, se ha encontrado libre y ha probado el disparo. Y Ter Stegen, impreciso, ha tocado la pelota pero se ha acabado tragando el gol groguet.

Messi lesionat Barca Villarreal EFE

EFE

A merced de Dembélé y Fati

Y la segunda parte se ha convertido en un tercer partido totalmente diferente: la primera media hora ha sido la del mejor Barça; con la lesión de Messi el Barça más mustio; y ya en el segundo tiempo el Barça más eléctrico. Porque desde la primera jugada atacante blaugrana después de la reanudación, Dembélé ha creado medio gol pero nadie lo ha podido acabar.

Los jugadores de Valverde no han mostrado su mejor fútbol y sólo esperaban las intervenciones del extremo francés. Dembélé ha revolucionado el partido y el Villarreal también se ha aprovechado porque se ha convertido en una ida y vuelta constante. Ni con la entrada de De Jong se ha calmado. El Barça se había roto.

junior barça vila real efe

EFE

Pero sí ha habido un último cambio de ritmo en los últimos minutos después de la entrada de Ansu Fati por Luis Suárez. El joven futbolista blaugrana ha sido el espectáculo de los últimos diez minutos, encarando a los rivales, haciendo jugadas de crack y casi consiguiendo el gol.

Pero no ha habido más cambios y en el día del 62º aniversario del Camp Nou, el Barça ha vuelto a ganar. El conjunto blaugrana no pierde en casa desde hace casi un año y continúa invicto contra el Villarreal en casa desde el 2008. El Barça recupera sensaciones pero vuelve a perder a Messi.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat