Ansu Fati ya es oficialmente español. El extremo del Barça, nacido en Guinea-Bisáu hace 16 años, podrá jugar con La Roja después de que el Consejo de Ministros le haya tramitado el pasaporte este viernes.

Fati se ha convertido en la revelación de la temporada después de convertirse en el blaugrana más joven en marcar en la Liga y debutar en la Champions League. Por este motivo, la Real Federación Española de Fútbol hacía días que trabajaba para conseguir su nacionalización y, de paso, evitar que fuera convocado por su país de origen o por Portugal, que lo podía reclutar por la condición de excolonia del país africano.

Este hecho, sin embargo, supone un quebradero de cabeza para el Barça, y es que ahora el juvenil podrá ser convocado para el Mundial sub 17 que se disputará del 26 de octubre al 17 de noviembre. Si el combinado español hace un buen papel, Ansu se podría perder un mes de competición, incluido el Clásico.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat