Una de cada diez familias en las que hay personas mayores de 70 años tiene algún miembro que ha desarrollado la enfermedad de Alzheimer. Millones en todo el mundo. Y en el futuro se espera que el número de enfermos continúe creciendo. Por si fuera poco, lo cierto es que, a día de hoy, todavía no está claro cuál es la causa principal, el detonante que origina la enfermedad del Alzheimer.

La opinión mayoritaria en el ámbito científico es que más que un origen en concreto, el Alzheimer se podría deber a un cúmulo de factores, pero no existe certeza al respecto. Por eso actualmente no existe cura y los tratamientos generalmente se centran en el tratamiento médico para reducir temporalmente los síntomas y los cambios de comportamiento que pueden ralentizar la progresión de la enfermedad.

Mujer Alzheimer

Al ser una patología que afecta a tantos millones de personas, existen investigaciones que vinculan factores que tienen que ver con el estilo de vida con la enfermedad. También se ha encontrado relación con factores psicológicos como la depresión y la ansiedad. Pero uno de los descubrimientos más importantes ha sido el de detectar la presencia de una proteína llamada beta-amiloide que se acumula en los cerebros de las personas que padecen esta patología. Sin embargo, los estudios para encontrar un fármaco que elimine esta acumulación no han tenido demasiado éxito hasta el momento. La razón principal, según los expertos, es que los tratamientos comienzan demasiado tarde, porque el proceso que conduce a la enfermedad de Alzheimer comienza muchos años antes del diagnóstico.

Recientemente se ha publicado un nuevo estudio en el que se relaciona el desarrollo de la enfermedad con el virus herpes simple tipo 1 (VHS-1). La investigación ha sido desarrollada por científicos de la Universidad de Tufts, que han trabajado con un modelo tridimensional de cultivo de tejido humano que imitaba los componentes y las condiciones del cerebro.

Tras infectar las neuronas  del modelo de tejido de cerebro con el VHS-1, pudieron constatar pasados unos días la formación de placas amiloides, la pérdida de neuronas, la neuroinflamación y la disminución de la funcionalidad de la red neuronal. Precisamente todos estos son indicadores típicos que ponen de manifiesto el desarrollo de la enfermedad del Alzheimer. Pero no solo eso, también constataron un aumento de la expresión de algunos de los enzimas responsables de la generación de las placas.

Los expertos decidieron aplicar un tratamiento para tratar el virus en el tejido cerebral y, de esta manera, aplicaron el fármaco antiviral valaciclovir. A continuación se produjo una reducción en la formación de placas y en otros marcadores de la enfermedad.

Hombre Alzheimer

Según el estudio, hasta un total de 40 genes asociados con el Alzheimer se habían activado en el tejido cerebral infectado con VHS-1, a diferencia del tejido no infectado, entre los que se encontraban los genes que codifican los enzimas catepsina G y BACE2, asociadas con la enfermedad. En este caso, también el valaciclovir también redujo la expresión de varias de estas enzimas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat