Los primeros estudios que se están haciendo sobre coronavirus parecen confirmar que, tal y como demuestra la experiencia, algunas personas tienen mayor riesgo de sufrir complicaciones derivadas de la infección que otras: mayores de 70 años, independientemente de si tienen una afección médica o no, y personas de cualquier edad con afecciones de salud subyacentes, como enfermedades cardíacas o pacientes con cáncer que han estado recibiendo tratamiento. 

El coronavirus también parece estar afectando en mayor medida a los hombres entre 50 y 60 años, aunque todavía no están considerados como grupo de riesgo. Pero… ¿por qué? Lo cierto es que los científicos no están seguros. Los datos en diferentes países, recabados de las salas de hospital y de cuidados intensivos, demuestran que el paciente promedio que está gravemente enfermo tiene alrededor de 60 años. La mayoría son hombres y muchos tienen otras afecciones de salud que podrían aumentar su riesgo, como problemas cardíacos y obesidad. Las tasas de mortalidad aumentan con la edad tanto en hombres como en mujeres, pero los hombres tienden a superar a las mujeres en todas las franjas de edad.

Persona mascarillaEn China, el lugar donde comenzó la pandemia, ocurre lo mismo y el análisis sugiere que los hombres tienen más riesgo que las mujeres, aunque los expertos advierten que podría haber otros factores además del género. Por ejemplo, el hecho de que los hombres más mayores, tradicionalmente, han llevado hábitos de vida menos saludables a lo largo de su vida que las mujeres, puesto que las tasas de fumadores o de consumo de alcohol son más elevadas, lo que podrían explicar este vínculo.

En este sentido, los hombres tienen más probabilidades que las mujeres de tener enfermedades cardíacas, diabetes y enfermedades pulmonares crónicas, por lo que la relación puede estar ahí. En algunas Universidades, como en Oxford, se ha analizado si los genes y las hormonas sexuales también podrían estar involucrados. Tal y como explicó el profesor Philip Goulder, experto en inmunología de la Universidad de Oxford, a la BBC: “cada vez está más aceptado por parte de la comunidad científica que existen diferencias sustanciales en el sistema inmunitario entre hombres y mujeres y que tienen un impacto significativo en el resultado de una amplia gama de enfermedades infecciosas”.  Por este motivo, la respuesta inmune durante toda la vida a las vacunas e infecciones suele ser más agresiva y más efectiva en las mujeres que en los hombres. Esto podría deberse a que las mujeres llevan dos copias del cromosoma X, en comparación con la X y la Y que tienen los hombres.

coronavirus 2

Otro hecho curioso es que en Estados Unidos, la población afroamericana parece estar sufriendo en mayor medida las consecuencias de la enfermedad. Todavía es pronto para extraer conclusiones, pero según los primeros análisis, esto parece más que una tendencia. En Louisiana, el 70% de los infectados son afroamericanos, a pesar de constituir el 32% de la población total. En Washington D.C. suponen el 60% de los infectados, aunque representan un 46% de la población y en  Milwaukee, el 70% de las muertes con coronavirus son de este grupo, siendo solo el 26% de la población.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat