Un equipo de investigadores que ha realizado un estudio recientemente ha llegado a la conclusión de que el ejercicio moderado durante el embarazo aumenta un compuesto en la leche materna que puede reducir los riesgos de enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad y otras afecciones de por vida de un niño.

Investigaciones recientes sobre animales han demostrado que las madres que hacen ejercicio antes y durante el embarazo transmiten protecciones contra el metabolismo de glucosa alterado, la función cardiovascular disminuida y la obesidad.

Sin embargo, la comunidad médica aún no está segura de qué compuesto exacto ofrece los beneficios o cómo el ejercicio puede afectarlo. Los investigadores de la Universidad Estatal de Ohio creen que el oligosacárido 3′-sialilactosa (conocido como 3'-SL o 3'SL), un compuesto en la leche materna, es lo que protege a los bebés.

Embarazada

Sobre el 3’SL

El estudio de la Universidad de Stanford publicado en la revista Nature Metabolism, destaca la investigación en ratones y humanos. Los científicos observaron ratones nacidos de madres sedentarias. Luego, los investigadores les alimentaron con leche de ratones hembra que estaban activos durante sus embarazos. Siguieron a los ratones durante un año después de su período de lactancia.

El simple hecho de sumplementarlos con 3’SL durante el período de lactancia mejoró el metabolismo de la glucosa, rebajó la masa grasa y redujo el peso corporal en la descendencia masculina, mientras que preservó la función cardíaca en la descendencia femenina. Además, los investigadores observaron que los ratones que fueron alimentados con 3’SL durante su período de lactancia y sometidos a una dieta alta en grasas estaban protegidos de los efectos perjudiciales de una dieta alta en grasas.

En seres humanos, el equipo examinó a unas 150 mujeres embarazadas y posparto que usaban pulseras de actividad. Gracias a ellas descubrieron que las mujeres con más pasos andados al día tenían mayores cantidades de 3'SL. Los niveles más altos de 3'SL no estaban necesariamente relacionados con la intensidad del ejercicio, por lo que incluso el ejercicio moderado, como una caminata diaria, es suficiente para obtener los beneficios.

Tomando pecho

En un futuro, esperan determinar el mecanismo a través del cual 3’SL mejora la salud metabólica y la función cardíaca en la descendencia, así como determinar cómo el ejercicio aumenta 3’SL en la leche. Le gustaría ver más factores en futuras investigaciones en lo que respecta al ejercicio y la nutrición de la leche materna, como el estado de la nutrición de la madre, la calidad del sueño y el estado mental.

Asimismo, no dejan de realizar una advertencia. Según argumentan, “cuando le recomendamos a una nueva madre que incluya ejercicio sin tener en cuenta otros factores biológicos y psicológicos, corremos el riesgo de aumentar la ya estresante carga mental y física de la nueva madre”. Por lo que, en todo caso, el ejercicio moderado está recomendado pero no debería ser una imposición propia de las madres, dado que bastante complejo es de por sí un embarazo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat