Todo previsible hoy en la manifestación contra los indultos, este domingo en la plaza de Colón de Madrid. No hay que tener una mente muy privilegiada para deducir que, repitiendo la misma fórmula, el resultado sería exactamente el mismo: victoria abrumadora de Santiago Abascal y derrota sin paliativos de Pablo Casado e Inés Arrimadas. Exactamente como hace dos años contra la mesa de diálogo.

 

Ovación a la extrema derecha

El líder de la extrema derecha ha entrado ovacionado y casi sale a hombros. En cambio, los líderes del Partido Popular y Ciudadanos han sido abucheados e increpados, acusados incluso de "traidores". A Arrimadas mejor le habría ido volviendo a perder el avión como en 2019. De hecho, la única baronesa del PP que ha ido ha sido la madrileña Isabel Díaz Ayuso. Baja de última hora del murciano Fernando López Miras. Eso ya explica mucho del ambiente hoy en Colón.

El debate de las cifras

Las cifras, el debate de siempre. La Policía Nacional cuantifica en 25.000 los manifestantes, casi la mitad que hace dos años. En cambio, el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por el PP, habla de 126.000.

No querían una nueva foto de Colón, pero ha quedado un buen retrato, banderas franquistas incluidas. La Moncloa vuelve a ganar la batalla de la centralidad: ellos, el PSOE, son la centralidad.

Un nuevo camino

Y ahora una vez más a la expectativa justamente del Gobierno. El Consejo de Ministros quiere conceder los indultos en los próximos días. Pero Pedro Sánchez tendrá que ser consciente de que, para el independentismo, los nueve indultos son solamente el inicio del trayecto y no el destino final.

Foto principal: manifestación contra los indultos en la plaza de Colón, Madrid / Marc Ortín

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat