Manuel Valls vuelve a irrumpir en las redes sociales después de haber sido ridiculizado por un gag del Polonia en su país de origen. Hoy, el objeto de su ira ha sido la manifestación en defensa de la enseñanza en catalán convocada esta mañana a Perpinyà, que ha resultado un éxito de participación. Valles ha reaccionado a la convocatoria con un argumento autoritario "la lengua de República es el francés. No es negociable".

Esta vez, Valls ha tuiteado dos veces, una en castellano y una en francés, reiterando la supremacía de la lengua francesa y criticando el independentismo catalán.

TUIT valles|fosos

En el segundo tuit, Valls ha avisado de que "la presencia de independentistas catalanes en una manifestación en Perpinyà contra la decisión del Constitucional tendría que hacer reflexionar además de uno..."

En sus tuits, el tono de supremacía del político es evidente, como también lo es la imposición de la lengua francesa en su país, sobre todo después de que el Tribunal Constitucional francés haya tumbado la ley de inmersión lingüística.

Manifestación a favor de la lengua catalana

La convocatoria de la manifestación de Perpinyà para defender el derecho a la enseñanza en catalán en Francia ha sido todo un éxito. Cerca de 3.000 personas se han concentrado en la plaza Catalunya de la ciudad con pancartas a favor de la inmersión lingüística.

Los asistentes reclaman que se mantenga el texto legislativo que aprobó la Asamblea de Francia y reivindican estas lenguas como un "patrimonio" del estado galo. A la marcha, han asistido directores de escuelas públicas que enseñan en catalán y también de La Bressola, a más alcaldes y muchas familias que han cargado contra el ejecutivo de Emmanuel Macron, a quienes consideran "cómplice", ya que la mayoría de diputados que han pedido la revisión del texto son de su partido.

Renegar de sus antepasados

El concejal de Barcelona pel Canvi hace semanas tuitea en contra la inmersión lingüística de las lenguas minorizadas de la república francesa, después de que el Tribunal Constitucional de París tumbara la ley que pretende protegerlas. Al hacerse público el veredicto, Valls va tuitar con el mismo tono supremacista, hecho que llevó al presidente Quim Torra a responder, pidiéndole que no "odie la lengua de sus antepasados".

Foto principal: el concejal del Ayuntamiento de Barcelona Manuel Valls / Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat