La organización Sanitàries en Lluita ha denunciado este martes que "este Govern, como los de la sociovergencia, han trabajado para cargarse el sistema de Salut". La asociación, que agrupa trabajadores sindicados de unos 150 centros sanitarios de todo Catalunya, ha acusado al Ejecutivo de haber creado "un sistema clientelar" que "hace imposible" que la salud sea 100% pública.

Invitados al Parlament por la CUP, varios portavoces de Sanitàries en Lluita han explicado la precariedad que actualmente se vive en los diversos ámbitos de la Salut pública. Anna Alcalà ha señalado que el problema no es sólo la falta de recursos, "sino la falta de planificación y de voluntad política para hacer una salud 100% pública".

Alcalà ha puesto como ejemplo que la Generalitat ha pagado un total de 12,3 millones de euros a 18 centros privados para atender a 1.823 pacientes de Covid. "¿Dónde ha quedado la instrucción de la consellera en que decía que toda la sanidad privada estaba al servicio de la pública?", se ha preguntado.

Alcalà también ha denunciado una "infradotación del servicio de la atención primaria", la cual asume el 80% de la atención por el Covid. "Se ha creado un sistema 'hospitalocentrista' que fomenta las injerencias en los hospitales en forma de consorcios, fundaciones, y empresas públicas que aplican recortes", ha criticado.

En este sentido, ha explicado que desde Sanitàries en Lluita piden una negociación directa con el Departamento de Salut en qué se aplique el principio de "una sanidad, un convenio", y donde no intervengan las patronales como intermediarias. "No se han tomado medidas para fortalecer el sistema, se han perdido recursos por falta de inversiones. Se construyen hospitales exprés mientras hay centros con plantas enteras cerradas por falta de personal", ha denunciado por su parte Rosa Moreno, representante del sector de las residencias dentro de la organización.

Plantada de Vergés

Los diversos representantes de la organización han lamentado que la consellera de Salut, Alba Vergés, no se haya querido reunir con ellos y han explicado que esta no es la primera vez que vienen al Parlament. Hoy se han reunido, además de con la CUP, con los grupos de ERC, JxCat, el PSC y Ciudadanos. "Se nos escucha, pero no se hace nada para cambiar las cosas ni se nos dan soluciones", han lamentado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat