La líder de la CUP en el Parlament, Dolors Sabater, ha advertido que "la voluntad de diálogo" por parte del Estado no existe y ha hecho un llamamiento a hacer una legislatura de "conflicto y confrontación" democrática. Lo ha dicho en su discurso en el pleno de investidura de este viernes en que ha confirmado el voto favorable de la CUP al candidato republicano, Pere Aragonès.

Sabater ha hecho esta advertencia después de que los la militancia de la CUP avalara la investidura a pesar de considerar "insuficiente" el acuerdo, el cual establece dar dos años de margen a la mesa de diálogo con el Estado.

Sin embargo, Sabater ha recordado, "para que nadie se olvide", que el acuerdo "es de mínimos" y una "apuesta estratégica" de la militancia de los anticapitalistas para "avanzar". El objetivo, según ha expuesto, es que empiece una legislatura que tenga dos fases: una primera de acumulación de fuerzas y una segunda de "confrontación con el Estado".

Antisistema

Respondiendo a las críticas que la oposición lleva días haciendo a los republicanos para pactar con ellos, Sabater ha se ha reivindicado como "antisistema". "Tenemos muy claro que este sistema que desahucia, encarcela, que priva de derechos a las clases trabajadoras y blinda a las élites no es el nuestro. Somos antisistema porque este no es nuestro sistema", ha insistido.

A su intervención, Sabater ha citado a Karl Marx y también a Klaus Schwab, fundador y presidente del Foro Económico Mundial, de quien ha destacado su rechazo al actual sistema capitalista. "Somos muchos los que hemos visto que esta forma de capitalismo ya no es sostenible", dijo concretamente. "Si un señorito de Davos dijo eso, qué no tiene que decir el futuro Govern", se ha preguntado Sabater, reivindicando que su movimiento político está "en el lado bueno de la historia" que es, según ha dicho, a favor de la gente que sufre y frente a los oligopolios.

Dolors Sabater durante la intervención en el pleno de investidura 1 / Sergi Alcàzar

Dolors Sabater ha reivindicado el carácter antisistema de la CUP / Foto: Sergi Alcàzar

La dirigente cupaire ha alertado, pues, que los nuevos diputados anticapitalistas tienen la intención de acondicionar el Parlament y el futuro Govern para que tomen decisiones "al servicio de la vida, al servicio de rescatar el planeta". También ha alertado que no quiere una "legislatura de batallitas", en referencia a las disputas de los últimos tres años.

En este discurso marcadamente de izquierdas y socialista, Sabater ha alertado de que derechos sociales e independencia van ligados de la mano, y por eso ha instado a "desbordar el marco jurídico". "Es lo que se tiene que hacer cuando los derechos no caben dentro de las leyes y las constituciones", ha afirmado añadiendo que eso requiere "valentía y confrontación democrática".

Crida a los comuns

En el discurso, Sabater ha hecho numerosos llamamientos a los comuns, pidiéndoles hacer "autocrítica y reflexión". "El independentismo no es un enemigo de las luchas sociales", les ha dicho instándolos "a que se sumen a ser un motor de cambio y transformación".

Los comuns ya llevan días avanzando su voto negativo a la investidura de Aragonès por las negociaciones con JxCat. Aunque los postconvergentes no se han acabado sumando, los de Jéssica Albiach siempre han insistido que mientras exista la posibilidad de que lo hagan, ellos se quedarán fuera.

 

Reproche a JxCat

Por su parte, la cabeza de lista por Tarragona, Laia Estrada, que se ha partido el turno de 30 minutos con Sabater, ha acusado a JxCat de rechazar reunirse con la formación anticapitalista y de no responder a las propuestas y documentos que les han remitido en las últimas semanas. También les ha pedido que les expliquen qué no les gusta del acuerdo alcanzado con ERC para investir al republicano Pere Aragonès como president del Govern.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat