Los diputados del PSOE, así como de formaciones que han anunciado su voto para Pedro Sánchez a la investidura, han sido objeto en los últimos días de presiones sin precedentes y amenazas con el fin de forzarles a cambiar su sentido del voto. Ante esta situación, la portavoz del PSOE en el Congreso Adriana Lastra ha anunciado este martes por la mañana que irán a los tribunales a "defender la democracia" ante las amenazas y coacciones recibidas por los diputados.

Lastra ha hecho este anuncio a través de Twitter horas antes de la segunda votación al debate de investidura que tiene que dar la presidencia a Pedro Sánchez por un escaso margen de un voto. "Con respecto a las amenazas y coacciones, difamaciones y calumnias, comunicaros que iremos a los tribunales a defender la democracia", y añade: "Y que hoy votaremos con mucho orgullo el gobierno progresista".

Ante la ajustadísima votación y para evitar sorpresas, el PSOE pidió a sus diputados que pasaran la noche del 6 en Madrid.

Las presiones a diputados del PSOE y de otras formaciones, como Teruel Existe, se han hecho no sólo a través a de correo electrónico y Twitter. También se han hecho desde el atril del estrado del hemiciclo del Congreso. La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, animó a los diputados del PSOE que no están a favor del pacto con Unidas Podemos y del apoyo de los independentistas que fueran valientes y votaran en contra de Sánchez. Arrimadas animaba a los diputados a llevar a cabo un tamayazo.

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, ha denunciado que han recibido más de 8.000 correos con amenazas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat