El caso Villarejo está dejando al descubierto las cloacas del Estado durante el gobierno del PP. La exministra de Defensa y exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, promovió la Operación Catalunya para conseguir información comprometida de líderes independentistas, según el excomisario José Manuel Villarejo, encarcelado desde noviembre del 2017.

Conversaciones entre el expolicía y su socio Adrián de la Joya, revelan que Dolores de Cospedal y la entonces líder del PP catalán, Alícia Sánchez Camacho, habrían estado detrás de la operación parapolicial, que también enfrentó los dos sectores de los PP, con el otro encabezado por la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Según los audios de las conversaciones a los cuales ha tenido acceso La Vanguardia, Sáenz de Santamaría habría reprochado a Cospedal que la operación Catalunya estaría empeorando la situación, ya que los ataques al independentismo estaban provocando que este reaccionara con más fuerza. "Es al contrario, gracias a la Operación Catalunya el tema de los catalinos no se ha escapado de las manos todavía", asegura Villarejo a la grabación.

Sánchez Camacho y Sáenz de Santamaría

Según la conversación, del 14 de febrero del 2017, Sánchez Camacho habría estado trabajando en la misma línea de Cospedal y apunta hacia maniobras por parte de la ex vicepresidenta –a quién se refiere en varias ocasiones como "la pequeña"– para perjudicar sus imágenes. "Alicia es la Cospe. Van contra la Cospe. Lo que ya le anticipé es que ellos quieren presentar una imagen. Me refiero a la pequeña, que el tema de Catalunya se ha estropeado porque la Cospe promovió la operación," explica el excomisario.

Esta grabación con su socio habría tenido lugar, según el rotativo, después de un mensaje de Ignacio López del Hierro, marido de la exministra de Defensa, con quién Villarejo mantenía contactos, justo después de haber visto publicada una información por parte de Público donde se identificaba Sánchez Camacho como impulsora de la operación, como explica el expolicía a la conversación con de la Joya. En este sentido, el excomisario cree que la publicación de estas informaciones contra Sánchez Camacho habrían sido realmente un ataque contra Cospedal.

La Camarga

María Dolores de Cospedal renunció a su escaño en el Congreso de los Diputados el noviembre pasado después de las diversas publicaciones desvelaran reuniones y encargos al excomisario Villarejo.

También a la misma grabación se relata que fue Sánchez Camacho quien organizó la grabación de la comida con Vicky Álvarez, la exnovia de Jordi Pujol Ferrussola, en La Camarga, y explica que Álvarez también era una colaboradora suya y le habría pasado información sobre el caso Pujol. A la conversación Villarejo explica que él mismo dio esta información a Eugenio Pino y al entonces director general de la policial, Ignacio Cosidó.

La Operación Catalunya habría sido una operación parapolicial para conseguir información de líderes independentistas o nacionalistas, como los expresidentes de la Generalitat Artur Mas y Jordi Pujol o el exalcalde de Barcelona Xavier Trías con el fin de filtrarlas a los medios de comunicación y así desacreditarlos públicamente, para poder perjudicar el independentismo. Villarejo formó parte del grupo organizado dentro de la policía, dirigido por el exdirector adjunto operativo Eugenio Pino.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat