El Departament de Justícia asumirá tanto el coste como la ejecución del proyecto para retirar el monumento franquista de Tortosa a raíz de la inacción del Gobierno para llevar a cabo la ley de la memoria histórica aprobada durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, que obligaba a retirar todos los monumentos franquistas de España.

La consellera de Justícia, Ester Capella, ha asegurado que el departament "quiere, puede y sabe cómo hacerlo después de que el Gobierno se haya vuelto a desentender de la propiedad del monolito. "Ellos han desistido", ha remachado Capella en una entrevista en Catalunya Ràdio.

Ester Capella - Catalunya RadioLa consellera de Justícia, Ester Capella.

Ha pedido que no pongan trabas

Además, Capella ha criticado la inacción del ejecutivo español para hacer cumplir la ley de memoria histórica a la vez que le ha pedido que "no pongan trabas y no impidan" que el monumento se saque del río. En este sentido, ha apuntado que el Ayuntamiento de Tortosa ya tiene todos los informes para descatalogarlo, sin objeciones de los organismos estatales.

"Lo queremos hacer, lo podemos hacer y sabemos cómo hacerlo, e insisto en pedir que no impidan que se haga, ya que ellos —el Gobierno— han desistido de hacerlo", ha expuesto la consellera, que ha enfatizado que será la Generalitat quien abonará la retirada del monumento

Desde el punto de vista de la consellera, el Gobierno ha incumplido de manera sistemática la ley de memoria histórica desde que se aprobó la anterior normativa en 2007, que obligaba a la retirada de monumentos franquistas. "Ahora reaccionan, en tiempo de descuento, cuando ya están tramitando una nueva ley que olvida lo esencial: penalizar el enaltecimiento al franquismo y la utilización de simbología fascista y nazi a través del Código Penal. Lo han olvidado en el proyecto de ley que ahora inicia el trámite en el Congreso", ha lamentado Ester Capella.

Un informe que llega tarde

Por otra parte, también ha relatado que el informe para descatalogar el monumento franquista ha llegado "ocho meses más tarde" de que el plenario del Ayuntamiento de Tortosa acordara retirarlo, después de que en 2007 el monolito fue considerado oficialmente como Bien Integrante del Patrimonio Cultural Catalán, desde el Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM).

Ahora que ya ha llegado el informe está previsto que en el próximo pleno de Tortosa se apruebe la descatalogación definitiva. Una vez eso suceda, Capella se ha comprometido a iniciar la petición de permisos y a licitar las obras para sacarlo del río Ebro. Unas tareas que se quieren ejecutar "lo más rápido posible" de acuerdo a la ley de licitación y contratación, pero la consellera ha desestimado fijar una fecha aproximada.

Capella tampoco ha querido revelar el contenido del informe técnico que el Departament de Justícia encargó para definir la retirada del monumento franquista. "Sabemos técnicamente cómo se tiene que hacer y que será complicado porque hay que entrar en el caudal del río, pero ya explicaremos debidamente y de forma clara qué pasos se tienen que seguir", ha destacado.

Otro de los puntos claves de este documento es ver qué se hará con el monolito. "Lo tenemos estudiado y documentado", ha asegurado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat