Juan Carlos intentó tapar el fraude de las tarjetas black y empezó a devolver el dinero que había recibido del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause cuando supo que la Fiscalía estaba detrás de los movimientos de fondos. Así, en un intento de desactivar las investigaciones, hizo transferencias a la misma cuenta bancaria de donde salía el dinero del cual se beneficiaron, entre el 2015 y en el 2018, él y otros miembros de la famílía como las infantas Cristina y Helena, Froilán y Victòria Federica.

El emérito, según informa El Confidencial, empezó a hacer estas transferencias después de que la Fiscalía tomara declaración al coronel del ejército del Aire, ya retirado, Nicolás Murga. Él era el titular de la cuenta bancaria donde el empresario mexicano depositaba el dinero que después, mediante transferencias directas o tarjetas de crédito, era destinado a pagar vuelos, hoteles, restaurantes y otros gastos privados del monarca y su familia.

victoria federica alumbra elena gtres

La infanta Elena y su hija se beneficiaron del dinero del empresario mexicano / GTRES

Transferencias del monarca

El coronel fue investigado cuando la Fiscalía comprobó que el militar llevaba un nivel de vida que no se correspondía de ninguna de las maneras a sus ingresos. La compra de una yegua de competición que acabó en manos de la hija de la infanta Elena, Victoria Federica, encendió las alarmas. Murga fue interrogado la primavera del 2019 y semanas después la cuenta del coronel en Ibercaja, de donde salía el dinero, empezó a recibir transferencias del emérito. Según fuentes próximas a la causa citadas por el digital, con estas aportaciones se pretendía aparentar que se estaba devolviendo el dinero al militar, simulando pues que se trataba de adelantos de dinero y no había ninguna intención de esconder el dinero al fisco.

Pero lejos de eso, estos movimientos fueron interpretados por la Fiscalía en clave inculpatoria y el procedimiento prosiguió su camino. Ahora se encuentra en manos de la Fiscalía del Tribunal Supremo. Precisamente, en un intento de poner fin a esta investigación y evitar que el juez tome acciones penales, Juan Carlos hizo una regularización voluntaria de las donaciones del empresario mexicano a través del militar, que no declaró a Hacienda. El monarca pagó 678.393 euros por los ejercicios del 2016 al 2018. A pesar de la regularización, la Fiscalía mantiene la investigación abierta para determinar si la regularización ha sido completa.

 

Imagen principal, Juan Carlos i / GTRES

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat