Jordi Pina, abogado de Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, ha presentado su dimisión como vicedecano del Ilustre Colegio de Abogacía de Barcelona (ICAB). Oficialmente su dimisión obedece a que su entrega casi absoluta al procés lo ha dejado sin tiempo para ocuparse como querría de la entidad, e incluso de otros clientes y obligaciones del despacho, pero lo cierto es que ha mantenido importantes diferencias con la decana del Colegio, Maria Eugènia Gay, que se ha posicionado abiertamente en contra del procés y afirmó que la aplicación del 155 "era inevitable".

Se trata, aseguran fuentes próximas al letrado, de una decisión personal meditada desde hace muchos meses, si bien no lo ha adoptado hasta que se ha hecho pública la sentencia del juicio al procés. El colegio, sin embargo, asegura que no tiene ninguna notificación oficial de la dimisión, avanzada por El Punt Avui.

El juicio al procés había provocado tensiones en la junta del Colegio de la Abogacia.Tanto Jordi Pina como Olga Arderiu, abogada de Carme Forcadell, habían discrepado con la decana, Maria Eugènia Gay, en privado y en público. Así, el julio pasado los dos expresaron a través de Twitter su radical desacuerdo con las declaraciones de Maria Eugènia Gay, quién afirmó que el 155 era inevitable.

Estas manifestaciones de la decana llevaron a Jaume Alonso-Cuevillas, abogado de Carles Puigdemont y exdecano del Colegio, a pedir a Pina y Arderiu que abandonaran la junta.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat