En menos de 24 horas, el ayuntamiento de Ada Colau ha ordenado borrar una pintada contra el rey emérito Juan Carlos I y a favor del rapero Pablo Hasél, en un muro donde hay otros grafitis que no han sido tocados. Una brigada de la limpieza municipal, acompañada por la Guardia Urbana, ha cumplido las órdenes y desde esta mañana ya no se puede ver la obra en el parque de les Tres Xemeneies de Barcelona.

Por alusiones, Hasél ha cargado contra la censura de la alcaldesa: "El ayuntamiento de Colau borrando un muro republicano por la libertad de expresión. Ni eso toleran estos repugnantes fieles servidores del régimen".

De hecho, la semana pasada, el cantante leridano lamentó que Podemos y los comunes "son la pata del tercer régimen" y no le sorprende que nadie de esta formación le haya dado apoyo y se oponga a su encarcelamiento por la letra de una canción contra los Borbones. Hay que recordar que el año 2011, el actual vicepresidente Pablo Iglesias fue quien precisamente alababa y animaba a Hasél a escribir este tipo de temáticas musicales.

Colau censura al autor del mural por segunda vez

El autor del mural, Rock Black Block, recuerda en declaraciones en ElNacional.cat que los comunes ya le retiraron otra obra el año 2015. Curiosamente, la brigada de limpieza sólo tuvo órdenes de borrar la frase "quien ama la música, odia el fascismo" y dejó intacto todo el resto.

Rock Black Block explica que Colau se excusó con que "era una incitación a la violencia" y cree que ahora le pondrán la misma excusa. Entonces, la presión de las bases de los comunes obligaron a la alcaldesa a restaurarlo. En paralelo, desde de Instagram también han avisado al dibujante que le bloquearán la cuenta.

mural @rockblackblockMural el año 2015 con el antes y el después de la intervención de Colau / Foto: @rockblackblock

Valtònyc también se suma

Desde Bélgica, el rapero Josep Valtònyc ha cargado contra la incongruencia de Colau: "Hace raps diciendo que son gente de calle, hace tuits a favor de la libertad de expresión, pero no ha tardado ni 24 horas en hacer que borren un grafiti a favor de la libertad de Pablo Hasél, una muestra de arte de calle que denuncia una realidad, ¡que los Borbones son unos ladrones!". Valtònyc hace referencia a la canción que Colau y Albiach cantan para promocionar la candidatura de los comunes a las elecciones al Parlament.

Con el paso de las horas, el silencio de Colau se hace más incómodo. Quien ha salido para defenderla es el concejal de su partido, Eloi Badia: "Hoy hemos sabido, a través de redes, que se había borrado este mural en el distrito de Sants-Montjuïc. No ha habido ninguna intervención política: Neteja ha actuado a requerimiento de la GUB. Hemos pedido explicaciones sobre qué criterio se ha seguido para poder evaluar la actuación".

Unas declaraciones que chocan contra las del propio artista quien recuerda cómo fue en la anterior ocasión y "las ordenanzas municipales de los comunes" a los funcionarios de la ciudad. Por otra parte, la limpieza sólo se ha hecho en este pequeño espacio de dos muros enormes pintados que no han sido tocados.

En el terreno político, la CUP ya lo ha denunciado: "La ciudad republicana que queremos vs. La ciudad que quiere el Ayuntamiento de Barcelona", y lo ha acompañado de la foto del muro antes y después de ser manipulado por los servicios de la limpieza.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat