La diputada de Ciudadanos Anna Grau ha acusado a ERC y Junts de hacer "políticas lingüísticas franquistas" con el castellano y los ha acusado de ser los responsables de la difícil situación en que se encuentra el catalán.

"Después de 40 años dando la tabarra para imponer el monolingüismo, han fracasado", ha lanzado en una interpelación al Govern en el pleno que se ha celebrado este martes en el Parlament. "Si es verdad que el nacionalismo considera la defensa del catalán una de sus razones de ser, no se ofendan si esta catalana de Girona les dice que son unos inútiles", ha rematado.

Comparación con el franquismo

Y es que para Grau, el problema está claro: la inmersión hace que muchos hablantes acaben renegando del catalán. Y ha hecho la comparación con el genocidio lingüístico de la dictadura franquista. "¿Consiguió el franquismo que los catalanes dejaran de hablar y amar el catalán por el hecho de sacarlo de las instituciones y las escuelas? No, todo lo contrario", ha respondido ella misma.

"Inoculó un odio irracional hacia la lengua española, como si las lenguas tuvieran alguna culpa de lo que hacían las dictaduras en su nombre. Pues les pasa lo mismo. Reducen algo tan noble como la defensa del catalán a una cosa tan miserable como combatir el español por tierra, mar y aire. Y con eso sólo generan frustración, odio y fracaso", ha sentenciado la diputada naranja.

Grau también ha cargado contra las formaciones independentistas por, según ha dicho, "haber dilapidado los consensos lingüísticos de los años ochenta, cuando esta cámara aprobó una ley de normalización lingüística por una unanimidad que hoy sería impensable".

Grau también ha acusado el independentismo de crear una lengua "de los buenos" y una "de los malos", y ha asegurado que los castellanohablantes se sienten "despreciados" y "dejados" por la Generalitat.

La respuesta de la consellera Garriga

Con un tono marcadamente más tranquilo, la consellera de Cultura, Natàlia Garriga, ha recordado a Grau que el castellano "disfruta de buena salud en nuestra casa" recordando que casi el 100% de los residentes en Catalunya lo entienden, lo saben hablar y lo saben escribir.

Y ha comparado este estado con el del catalán, del cual ha dicho que 360.000 residentes ni lo entienden. De estos, la mitad hace más de diez años que viven en Catalunya, y un 17% más de cinco. Garriga, pues, ha aclarado que el Govern hace políticas especialmente para las lenguas que "tienen problemas de viabilidad" y también ha citado al aranés y la lengua de signos catalana.

 

Imagen principal: la diputada de Ciudadanos Anna Grau. / Foto: ACN.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat