El presidente de la patronal Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha calificado de "arbitrario, aleatorio e injustificado" el aplazamiento de las elecciones de Catalunya y ha advertido que traerá "consecuencias muy negativas para la economía".

En una entrevista en el canal 3/24, Sánchez Llibre ha explicado que mañana lunes la patronal catalana celebrará un comité ejecutivo extraordinario para analizar esta situación, escuchar la opinión de los empresarios y ver qué "decisiones" toman.

Catalunya necesita un gobierno "sólido y solvente"

El presidente de la patronal ha insistido en que Catalunya necesita un gobierno "sólido y solvente" que pueda plantear una hoja de ruta y una estrategia económica para poder "reconstruir" la economía y hacer frente a la excepcionalidad que estamos viviendo. Considera que retrasar las elecciones catalanas, de momento hasta el 30 de mayo, "aunque también es posible que no se celebren este día", puede tener resultados muy negativos para la generación deocupación y la supervivencia de las empresas, a la vez que ha advertido que hay miles de pequeños empresarios "desesperados porque están al límite de cerrar sus negocios" y de perder sus ahorros.

El empresario ha dicho que los empresarios se sienten "defraudados y despreciados" para que el Gobierno no haya accedido a su petición de mantener las elecciones para el día 14 de febrero y ha lamentado que con el aplazamiento electoral no se podrán tomar decisiones importantes, como elaborar los presupuestos del 2021, e incluso los del 2022.

Foment reclama ayudas al Gobierno

Ha vuelto a reclamar en el Gobierno la creación de un fondo dotado con 50.000 millones en ayudas directas para las empresas más castigadas por la Covid-19 y a pedir un plan de choque para los sectores más afectados por la pandemia, como el comercio, la hostelería, la restauración, el deporte o la cultura. Además, ha pedido al ejecutivo de Pedro Sánchez que se olvide del déficit y la deuda pública: "salvamos empresas", ha dicho.
 

Sánchez Llibre también ha considerado "desproporcionadas y muy improvisadas" algunas de las restricciones decretadas por la Generalitat para intentar contener la pandemia, como algunos cierres perimetrales cuando el sector turístico ya había comprado todos los aprovisionamientos o el cierre de los centros comerciales, que se ha hecho, en muchas ocasiones, "sin escuchar los planteamientos empresariales". El presidente de la patronal catalana ha apostado por un "equilibrio" entre pandemia y economía y ha dicho que espera que cuando finalicen los ERTE una parte de la economía ya se haya recuperado.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat