Cuando sólo faltan 48 horas para saber si se aplazarán las elecciones del 14-F, sólo hay un partido que sigue defendiendo sin tregua que se pueden celebrar, el PSC.

A pesar del aumento de contagios, ingresos hospitalarios e incremento de pacientes en las UCI, la portavoz socialista, Eva Granados, ha vuelto a insistir este miércoles en la comparecencia en el Parlament sobre la Covid en que no hay ningún motivo para aplazar los comicios. "Somos una sociedad responsable que afronta la pandemia de cara y que hace lo que toca hacer, y dentro de cinco semanas en Catalunya toca votar", ha remachado.

En este sentido, Granados ha reclamado al Govern que deje de "centrifugar responsabilidades" en la gestión de la pandemia y que empiece a impulsar ayudas "con los fondos que tienen, como otras comunidades han hecho", en respuesta a la intervención de la consellera de Presidència, Meritxell Budó, que ha denunciado los "0 euros" del Estado en ayudas directas.

Este posicionamiento tan contundente coincide con un crecimiento de las expectativas de los socialistas en algunas encuestas después de cambiar a Miquel Iceta por el ministro Salvador Illa. De hecho, el mismo Illa evitó ayer pronunciarse sobre si había que aplazar las elecciones, pero dejó claro que seguiría siendo ministro si finalmente no se celebraban el 14-F​.

Cs y CUP quieren aplazarlas

Así pues, el PSC se encuentra cada vez más aislado en la cuestión de las elecciones. Mientras JxCat y ERC siguen manteniéndose prudentes sobre si hay que aplazarlas, Ciutadans y la CUP ya han apostado públicamente por cambiar la fecha. Ahora bien, el presidente de JxCat, Albert Batet, ha asegurado que su formación "quiere votar", pero que "no entrará en una batalla partidista" y que priorizan la pandemia.

El líder de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, ha afirmado que se tendrían que aplazar las elecciones buscando el consenso entre todos los grupos. "Los políticos no podemos hacer una campaña en el momento más álgido de la pandemia y los hospitales colapsados", ha dicho en una entrevista en TVE. Más tarde, en sede parlamentaria, ha asegurado no entender "el silencio" del Govern sobre este tema.

"Hay que aplazar las elecciones del 14 de febrero", dijo ayer en la misma línea la cabeza de lista de la CUP para el 14-F, Dolors Sabater, en una entrevista en el programa Més 324, añadiendo que aunque es necesario que se celebre la votación, es primordial preservar el derecho de la salud de las personas.

Por otra parte, la líder de los comunes, Jéssica Albiach, ha evitado pronunciarse hoy en la sesión del Parlament sobre este tema. Sin embargo, ayer mismo reconoció que le costaba imaginarse "unas elecciones con los hospitales al límite y a punto del colapso".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat