La Secretaría de Comunicación del Gobierno se ha abierto finalmente este miércoles a cambiar el sistema implantado a las ruedas de prensa de La Moncloa después de recibir críticas por "censura" a las preguntas de los periodistas. Desde la declaración del estado de alarma los periodistas se han visto obligados a vehicular sus preguntas a través de un chat de donde el propio secretario de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, extraía y formulaba las que consideraba. La firma de un manifiesto crítico por parte de más de 300 periodistas ha forzado al Gobierno a pedir a las asociaciones de periodistas que diseñen un sistema alternativo. "La propuesta que planteen", dice ahora La Moncloa, "será atendida y puesta en marcha mañana mismo".

El ejecutivo español prueba de esta manera de resolver una polémica que se arrastraba desde hace días y que ha desembocado con la aparición del manifiesto 'La libertad de preguntar'. El manifiesto critica que Oliver filtrara las preguntas y advierte que "las dificultades técnicas no son más que excusas" porque "otros actores políticos, nacionales e internacionales, hacen ruedas de prensa telemáticas donde los periodistas habituales formulan las preguntas directamente a través de videollamada".

La Moncloa apunta ahora que trabaja desde hace días con asociaciones de periodistas y profesionales para analizar la situación, y propone que sean ahora estas asociaciones y profesionales los que "arbitren un sistema de turnos y preguntas que haga posible la máxima participación y decidan los medios que tienen que participar". "Estamos abiertos" –dice un comunicado emitido este miércoles- y la propuesta que llegue será atendida y "puesta en marcha tan pronto como se compruebe su viabilidad técnica y que no presenta problemas operativos y de salud pública".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat