Parece que tenía que ser inminente, pero a finales de la semana pasada el Gobierno y el PP se levantaron de la mesa|tabla de negociación. Las conversaciones para desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial no avanzan. Frente a esto, con más de dos años de mandato caducado, el CGPJ de Carlos Lesmes ha decidido reanudar su agenda de nombramientos. Dio una semana de rigor, pero los políticos no dieron una solución. Hoy ha sido seis magistrados más, los nombrados, que se suman a las decenas ya designados a pesar de estar en funciones.

En su reunión extraordinaria de este jueves, el pleno del órgano de gobierno de los jueces ha escogido a Antonio García como nuevo magistrado de la sala primera del Tribunal Supremo. Se ha hecho sin unanimidad, con el voto de 13 de los 21 vocales. Por otra parte también han designado a Ignacio Subijana como presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y Juan Luis Lorenzo Bragado como presidente del TSJ de las Canarias. Los dos han salido escogidos en segunda votación, también con el apoyo de 13 vocales. También se han designado la presidenta de la sala de lo social del TSJ del País Vasco (12 votos), el presidente del Audiencia Provincial de Salamanca (14 votos) y el presidente del Audiencia Provincial de Canarias (13 votos). Se han retirado del orden del día dos plazas del Tribunal Supremo.

La semana pasada parecía que podía haber fumata blanca. La parte socialista del Gobierno y el Partido Popular mantuvieron intensas reuniones y contactos para tratar de renovar los órganos constitucionales con mandato caducado. Salieron adelante con el consejo directivo de RTVE, pero no en cambio con el CGPJ. El principal obstáculo es el veto de Génova a determinados nombres, considerados por ellos próximos a Unidas Podemos, como es el caso de Victòria Rossell o el magistrado José Ricardo de Prada, autor de la sentencia de la Gürtel.

Moncloa espera el PP

El Gobierno está ahora a la expectativa que el PP haga algún gesto para volver a la mesa de negociación. Después del Consejo de Ministros de este martes, María Jesús Montero denunció desde La Moncloa la actitud "obstruccionista" de los populares. La dirigente socialista advirtió que "los vetos tienen un límite" y recordó que "el Gobierno no ha ejercido ningún tipo de veto a los candidatos que ha puesto sobre la mesa el PP". Por todo esto pidió a Pablo Casado que "favorezca el ejercicio de todas las instituciones del Estado, de cumplir con la Constitución y con la democracia".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat