Los ejes de campaña de Isabel Díaz Ayuso son dos, Catalunya y el País Vasco, y el rival uno, el PSOE de Pedro Sánchez. En Collado Villalba ha dedicado más de la mitad de su discurso dirigido al electorado, prácticamente media hora, en despotricar. La declaración más chalada es cuando se ha referido a la concesión de las prisiones que ha dado al presidente español al gobierno vasco: "Sánchez pretende mantenerse en el poder, eso sí, le damos prisiones al País Vasco para que los presos etarras sean recompensados por la gran labor que han realizado matando gente en España, muchas gracias".

 

Ayuso ha sido correspondida con aplausos en medio de un parque público. Pero no ha acabado aquí: "Y después Sánchez tiene los socios independentistas, los golpistas que han creado un negocio corrupto en Catalunya que lo ha secado, lo ha matado. Madrid con tres impuestos por quince en Catalunya, y nosotros con un millón de habitantes menos, recaudamos mil millones de euros más al año con impuestos porque aquí la gente trabaja de forma libre, porque no pagamos embajadas, odio, división y poder acceder a los servicios públicos no depende de lo que sentimos o qué votamos".

Isabel Diaz Ayuso Madrid PP

Mitin de Ayuso en Collado Villalba / Fuente: PP de Madrid

"¿No represento yo mejor a las mujeres?"

Con los dos "enemigos" marcados, Ayuso reclama a Sánchez que "acepte el resultado que saldrá a las urnas a partir del 4 de mayo porque no será como Catalunya, con un resultado mínimo a la baja e histórico". Y saca pecho que en Madrid, "a diferencia de lo que pasa a Catalunya, los ciudadanos son libres". Además, está convencida de que estas elecciones autonómicas "han triplicado el interés en la participación" a pesar de votar en medio de una pandemia sanitaria.

 

Pero Ayuso tenía, todavía más, material para repartir y no ha olvidado Unidas-Podemos y sobre todo al candidato madrileño, Pablo Iglesias: "¿Nos dividen entre hombres y mujeres, entre más ecologistas, a menos ecologistas, entre la gente que vive en el campo y la gente que vive en la ciudad, entre los barrios ricos y los barrios pobres, ¿pero qué se creen que es eso? ¡Que Madrid es libertad!".

La culminación de la crítica contra Podemos ha sido cuando, sin llamar el nombre de la ministra de Igualdad Irene Montero y pareja de Iglesias, ha preguntado en voz alta: "¿No represento yo mejor a las mujeres que aquellas que llegan a los lugares de responsabilidad por ser las parejas de?" y ha añadido: "¿Me tengo que portar mal con mi compañero por el hecho de que es un hombre?". Y ha tildado toda la izquierda de pagar "con dinero público el odio y la división".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat