Nuevo enfrentamiento entre Isabel Díaz Ayuso y el Gobierno en torno al coronavirus. Esta vez no ha sido por las restricciones más bien laxas de la Comunidad de Madrid, sino por las vacunas. La presidenta de la Comunidad ha propuesto que las empresas puedan comprar dosis para sus trabajadores, y así poder agilizar el proceso de inmunización. Y el Ministerio de Sanidad le ha enmendado la plana, recordando que no se hace al margen de la sanidad pública, que está capacitada para una vacunación masiva de la población. Pedro Sánchez mantiene la promesa de un 70% de la población adulta vacunada antes de acabar el mes de agosto.

En una comparecencia pública este viernes al mediodía, la presidenta de la Comunidad de Madrid no ha visto mal que las empresas puedan hacerse con sus propias vacunas "sin perjuicio" de la sanidad pública. Ha ido más allá, asegurando que, en el actual contexto, "todos los países y empresas acabarán comprando por su cuenta porque es la única manera de empezar a tirar adelante". Tan sólo una hora antes, incluso había defendido en una entrevista en Telecinco que las empresas pudieran comprar "al margen" del sistema nacional de salud. Esta expresión, sin embargo, la ha matizado a posteriori.

Desde el Ministerio de Sanidad, en un comunidad, enmiendan la plana a Ayuso, afirmando que "en ningún caso se ha considerado esta posibilidad" y destacan "las capacidades del sector público para ejecutar, a través del Sistema Nacional de Salud y de las comunidades autónomas, el plan de vacunación en marcha". En este sentido, reiteran una vez más que el plan permitirá "llegar al objetivo del 70% de la población vacunada, 33 millones de españoles, en el mes de agosto". Y añaden al respecto que la sanidad pública "está suficientemente preparada para abordar una campaña de vacunación masiva". Ponen el ejemplo de la última campaña de la gripe, con la administración de 14 millones de dosis en tres meses.

Por otra parte, el Gobierno se remite al acuerdo de los Estados miembros de la Unión Europea para la adquisición de vacunas. "Según ducho acuerdo, los Estados acuerdan no iniciar sus propios procedimientos de compra con aquellas vacunas objeto de negociación por la Estrategia Europea", subraya el documento del Ministerio. Este recordatorio llega después de que se hiciera público que las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid habían mantenido contactos con los responsables de la vacuna rusa Sputnik, que todavía no ha recibido la validación de la Agencia Europea del Medicamento. Y también llega, claro, a las puertas de la campaña electoral del 4 de mayo en Madrid.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat