Los abogados del fundador de WikiLeaks Julian Assange han defendido que no puede ser extraditado en los Estados Unidos por su "estado mental frágil" y "el alto riesgo de suicidio". En la primera vista por su extradición, la defensa también ha exigido que se rechace la petición de entrega a los EE.UU. porque considera que tiene "motivaciones políticas" y que Assange no tendrá "derecho a un juicio justo", además de exponerse a "un trato degradante e inhumano".

Assange ha comparecido este lunes ante la justicia británica para defenderse de la petición de extradición de los EE.UU., que lo reclama por 18 supuestos delitos, entre ellos, la publicación de información clasificada o la conspiración para infiltrarse en ordenadores gubernamentales. Estos cargos podrían comportar una pena máxima de 175 años a la prisión.

Por su parte, los abogados del gobierno de los Estados Unidos han acusado a Assange de poner vidas "en riesgo" con sus filtraciones durante la primera vista en Londres por su extradición, según informa la prensa británica.

Juicio largo

Después de una primera ronda de alegaciones iniciales esta semana, la vista del caso se aplazará hasta mayo cuando las partes tengan que presentar sus evidencias. No se espera que el juez adopte una decisión hasta meses después de esta última vista y, en cualquier caso, se podrá recurrir la sentencia.

Assange cumple una pena de prisión de un año en el Reino Unido por haber roto las condiciones de la fianza, después de haber sido siete años refugiado en la embajada ecuatoriana en el Reino Unido. Suecia también reclamaba la extradición de Assange por unos cargos de abuso sexual, pero decidió cerrar el caso.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat