Una receta fácil de hacer y muy adecuada para épocas de calor. Yo recomiendo servir el pastel frío y la crema tibia. Este pastel se puede hacer con pan de molde, pero como veréis, yo os propondré hacerlo con planchas de bizcocho. Las planchas le darán un punto dulce que liga muy bien con el salmón ahumado. Resta decir que cuanto mejor sea la calidad del salmón, mejor estará este plato. Con respecto al queso para untar, ya sabéis que hay muchos tipos y, por lo tanto, podéis escoger el que más os guste, aunque el brie que utilizo es muy acertado. Finalmente, la crema de espinacas (frescas o congeladas) hará que este plato sea un entrante formidable.

Ingredientes

Salmón ahumado

1 plancha de bizcocho

queso para untar

eneldo en polvo o perejil en polvo

aceite de oliva

Para la crema de espinacas:

300 g espinacas

200 g leche evaporada

1 cebolla mediana picada

sal

Variantes:

Podéis utilizar pan de molde en lugar de planchas de bizcocho

Preparación
1.

Os recomiendo hacer previamente la plancha de bizcocho, incluso, la podéis hacer el día anterior y conservarla en la nevera tapada con un trapo.

2.

Una vez preparada la plancha, lo primero que haréis es la crema de espinacas. Echad a hervir las espinacas y reservadlas.

3.

Picad una cebolla roja (mediana-pequeña).

4.

Ponedla a dorar en un cazo con un poco de aceite de oliva.

5.

Cuando la cebolla tenga color, añadid las espinacas bien escurridas.

6.

Un punto de sal.

7.

Y dejad que el conjunto se haga unos pocos minutitos, removiendo de vez en cuando para evitar que se queme.

8.

Añadid la leche evaporada. También lo podéis hacer con nata para cocinar.

9.

Removedlo un poco y dejad que arranque el hervor y reduzca unos instantes.

10.

Pasadlo todo a un recipiente para triturar.

11.

Y trituradlo con una batidora eléctrica.

12.

Volved a pasarlo al cazo y dejad que arranque de nuevo el hervor. Corregid de sal, apagáis el fuego y reservadlo.

13.

Ahora, que ya tenemos la crema hecha, vamos a hacer pastel. Recortad los laterales de la plancha.

14.

Yo utilizo crema para untar de queso Brie, pero escoged vosotros el queso.

15.

Poned una fina capa de queso sobre las dos capas de plancha.

16.

Ahora, incorporad el salmón ahumado encima del queso.

17.

Procurad que los trozos encajen con la forma de la plancha. Recortadlos si hace falta.

18.

Una vez preparada la capa inferior ya podéis poner la capa superior encima. Se pueden poner unos puntos de queso entre capas para que se adhieran.

19.

Una vez puesto todo el salmón, con cuidado, cortad las porciones del pastel. También se puede servir de una sola pieza a la mesa. Como os venga mejor.

20.

Preparad un pincel con un poco de aceite de oliva virgen extra.

21.

Pintad el salmón.

22.

Podéis decorar el salmón con un poco de perejil o eneldo.

23.

Ya lo tenemos.

24.

Calentad ligeramente la crema de espinacas.

25.

Haced una base con la crema.

26.

Encima, colocad el pastel de salmón.

27.

Y ya lo podéis servir. ¡Que aproveche!