Ni el Barça lo ha merecido ni la Real Sociedad lo ha aprovechado. Después de un partido de semifinales de la Supercopa de España lleno de imprecisiones y faltado de todo, también de Leo Messi, los blaugrana se han clasificado para la final gracias a los penaltis y a Marc-André Ter Stegen (1-1).

Un Barça justito

Sin Messi vuelve a quedar demostrado que el Barça no acaba de brillar. En Córdoba, en un campo neutral, en el Nuevo Arcángel, Ronald Koeman no ha querido cambiar mucho las cosas. Si funcionan, mejor no tocarlas. Pero si no está quien lo hace carburar todo, las exhibiciones demostradas últimamente ya no se pueden repetir.

Griezmann ha querido hacer de Messi, pero Griezmann es Griezmann. Braithwaite lucha mucho y pone mucha voluntad, pero no es como Luis Suárez. Dembélé se excita cuando tiene el balón, y eso no siempre es bueno. Y Pedri es pura magia, pero sin socios es muy complicado que pueda demostrarlo.

Barça Real Sociedad Supercopa Pedri / Europa Press

Pedri rodeado de jugadores de la Real Sociedad / EuropaPress

El Barça ha vuelto a sufrir y a confirmar que la irregularidad no se ha marchado. El doble pivote Busquets-De Jong no acaba de funcionar. Y si a eso le sumas que Mingueza es lateral y que la defensa la completan Lenglet, Araujo y Jordi Alba, no hay buenas perspectivas. Suerte que Ter Stegen pongan a quién le pongan delante sigue siendo el salvador de siempre.

La Real Sociedad ha querido jugar al ataque y al contraataque, y ha dejado espacios para correr. El Barça, sin un referente, no ha podido definirse ofensivamente. Y defensivamente los blaugrana han sufrido cada vez que los vascos atacaban, sobre todo mediante Isak.

De Jong es protagonista

Pero más allá que la Real ha merecido marcar en más de una ocasión y también ganar a un Barça que sufría cada vez que tenía que correr hacia atrás, han sido los culés quien sorprendentemente se han adelantado. Justo antes del descanso Griezmann ha conseguido llegar hasta la línea de fondo y su centro al área pequeña la ha rematado De Jong al fondo de la red.

Barça Real Sociedad Supercopa 2021 De Jong Griezmann / EFE

Los jugadores del Barça celebrando el gol de De Jong / EFE

La alegría, sin embargo, ha durado hasta el descanso, ya que a la vuelta al césped el mismo De Jong ha hecho un penalti infantil que Oyarzabal no ha desperdiciado para empatar la semifinal.

Y todo ha vuelto a la normalidad. Espacios para correr, la Real generando mucho peligro, pero el Barça también ha dado varios sustos a los vascos. El equipo de Koeman, sin embargo, faltado de oxígeno y de piernas, ha optado por los cambios. A poco más de diez minutos para el final ha entrado Trincao por un gris Braithwaite. Pero tampoco ha servido de nada. Prórroga.

Barça Real Sociedad Supercopa Griezmann / Europa Press

Griezmann con el balón en los pies / EuropaPress

Los penaltis deciden

Y ni en los minutos extras ha habido puntería. Los dos equipos, sin fuerzas y con muchas más imprecisiones. Dembélé ha perdonado, también Griezmann, y nada ha cambiado. Ni la entrada de Pjanic, Riqui Puig o Junior Firpo. Ni un palo de Januzaj para la Real.

Han tenido que llegar los penaltis para decidir cuál de los dos equipos jugaría la final de la Supercopa de España. Y desde los once metros el Barça ha ganado gracias a Ter Stegen. Riqui Puig ha hecho el gol definitivo después que Griezmann fallara estrepitosamente poco antes.

 

Imagen principal: De Jong y Griezmann celebrando un gol del Barça / EuropaPress

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat
Leo Messi Barca mascarilla EFE
Supercopa de España La vida sin Messi Albert Malla