El tribunal de Disciplina de la Conmebol ha anunciado esta madrugada una suspensión de tres meses a Leo Messi para los partidos oficiales y amistosos de la selección argentina. El futbolista, además, también tendrá que pagar 50.000 dólares de multa. El motivo: las declaraciones que la estrella del Barça hizo en la pasada Copa América después de ser expulsado en el partido por el tercer puesto contra Chile.

Messi aseguró que había habido corrupción en la Copa y que existía una campaña para que Argentina no alcanzara la final. "No nos han dejado llegar. No tenemos que formar parte de esta corrupción. Lo que nos han hecho en este torneo es una falta de respeto. Contra Brasil y contra Chile hemos hecho nuestros dos mejores partidos", dijo el 6 de julio en Sao Paulo.

Argentina fue eliminada en las semifinales por el Brasil y posteriormente, en el partido por el tercer lugar, Messi fue expulsado después de recibir una agresión de Gary Medel. Por aquel incidente, la Conmebol también lo castigó con un partido de suspensión y una multa de 1.500 dólares.

La nueva condena del ente sudamericano hará que Messi no juegue con la albiceleste durante tres meses, pero no evitará que participe en los partidos de clasificación para el Mundial de Qatar, ya que estos empiezan en marzo del 2020.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat