Aires de guerra en la Selección española de fútbol. El retorno de Luis Enrique al combinado nacional después de la muerte de su hija tenía que ser una buena noticia, pero la turbulenta salida de su sustituto provisional, el catalán Robert Moreno, ha creado un clima de máxima tensión en la Real Federación Española.

Por ahora, Luis Enrique y Robert no han ofrecido su versión de lo qué ha pasado, pero es evidente que la relación entre el técnico asturiano y su segundo se ha roto de manera irremediable. Luis Rubiales, presidente de la RFEF, evidenció el divorcio en la rueda de prensa que ofreció este martes: "No estamos aquí para mediar entre las relaciones profesionales y personales entre el cuerpo técnico", dijo.

Expediente Robert

Robert Moreno, segundo de Luis Enrique, se hizo cargo de la Selección española el 19 de junio, inmediatamente después de que el exentrenador del Barça dimitiera para centrarse en su hija, enferma de un cáncer que acabó siendo fatal. Durante los meses siguientes, sin embargo, el catalán siempre defendió que daría un paso al lado cuando Luis Enrique decidiera volver.

Este momento llegó el pasado mes de octubre, cuando el propio Robert hizo saber a la Federación que Luis Enrique quería recuperar su cargo, motivo por el cual Rubiales empezó a gestionar su retorno. Este lunes, consciente que tenia las horas contadas, un dolido Robert transmitió a los dirigentes de la RFEF que pretendía irse. Después de que su equipo disputara el último partido de la fase de clasificación para la Eurocopa contra Rumania (5-0), no apareció en la rueda de prensa posterior y al día siguiente envió a dos de sus abogados a Las Rozas para firmar su adiós.

robert moreno presentacio efe

EFE

Lo qué ha pasado entre Luis Enrique y a Robert sólo lo saben los propios protagonistas, pero lo cierto es que ahora el asturiano no quiere que su fiel compañero continúe en el equipo técnico, rompiendo así una relación profesional pero también personal de más de once años. Robert había sido el ayudante de Luis Enrique en el Barça B, en la Roma, en el Celta de Vigo, en el primer equipo del Barça y, finalmente, en la Selección española.

Una de las hipótesis que se contemplan es que Robert se haya sentido traicionado, y es que ciertamente su relevo llega justo antes la Eurocopa del 2020. Con él en el banquillo, La Roja ha firmado 7 victorias y 2 empates en la fase de clasificación, resultados que le han valido para ocupar el primer lugar del grupo F y conseguir el billete para el gran torneo.

La tesis que gana mas fuerza, sin embargo, es la que explicó la Cadena COPE este martes. Según esta fuente, Luis Enrique esta muy dolido con su examigo porque este no se habría interesado por su situación anímica y tampoco lo habría visitado en Barcelona. Las cuestiones deportivas, siempre según esta fuente, no han tenido tanto peso.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat