Alessandro De Marchi (BMC) ha impuesto su condición de rodador cazaetapas para ganar en solitario la undécima jornada de la Vuelta a España. El italiano se ha impuesto en Luintra desde la escapada después de un exigente día, con presencia de la lluvia y 207,8 km, la más larga de la presente edición de la ronda española.

De Marchi, un veterano y combativo rodador de 32 años, dos veces campeón de Italia de persecución en pista, ha tirado de experiencia para presentarse en solitario a la Ribeira Sacra con un tiempo de 4h52'38", a una media de 42,6 km/hora. El ciclista del BMC ha sido el más fuerte entre los 29 corredores que han protagonizar la fuga del día. Y se ha impuesto en la lucha final al experimentado y doble ganador de etapa en la Vuelta, Jonathan Restrepo (Katusha), a quien ha soltado a 5 kilómetros de meta.

Sin novedades en la general. Ha habido batalla todo el día y se ha llegado con 45 minutos de adelanto con respecto al horario previsto. Ritmo infernal, pero sin diferencias entre los favoritos. Simon Yates sigue luciendo el maillot rojo, Alejandro Valverde se mantiene a 1 segundo y Nairo Quintana en 14.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat