Cristiano Ronaldo es un fuera de serie futbolísticamente hablando, pero como compañero de equipo ya ha demostrado en varias ocasiones que no es un modelo a seguir. Portugal ganó la Nations League después de derrotar a Holanda en la final, pero la polémica llegó más tarde, justo cuando la UEFA nombró al mejor futbolista del torneo (MVP).

Y no, el premio no fue para el ex del Real Madrid y actualmente futbolista de la Juventus. Cristiano, que no marcó las diferencias en la final, disfrutó del título después de un pobre 1-0 de su selección. Y él no fue el MVP. El mejor futbolista del torneo fue su compañero Bernardo Silva, futbolista del Manchester City de Pep Guardiola, que acabó de redondear su recital en la Nations League con una muy buena final.

El premio, más que merecido, no le gustó mucho a Cristiano. La estrella portuguesa no reaccionó como se esperaba después que la UEFA le diera el trofeo individual a Bernardo Silva. Cristiano no felicitó a su compañero, lo que el resto sí hicieron.

Cristiano Ronaldo es el capitán, pero no actúa como tal. El gesto del futbolista de la Juve fue inadmisible. Recordemos también que en la última gala del Balón de Oro no se presentó porque el ganador fue su entonces compañero de equipo Luka Modric.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat