El director general del Gremio de Hoteles de Barcelona (GHB), Manel Casals, ha reclamado este lunes a las administraciones ser contundentes contra la "turismofòbia" y también contra los pisos turísticos ilegales, ya que asegura que son la base del malestar en la ciudad, además de alertar que los conflictos en el Aeropuerto de El Prat, que se repiten cada verano por un motivo u otro, desgastan la imagen de Barcelona.

En una entrevista de Europa Press, Casals ha afirmado que espera que de la comisión extraordinaria municipal de este lunes para tratar los ataques a operadores turísticos -como el de Cerca contra un bus turístico- salga un acuerdo entre los partidos para "cortar de raíz" el problema. Asimismo, ha considerado que las administraciones tienen que condenar y tomar medidas judiciales en los casos que sea necesario, a la vez que hay que trabajar conjuntamente para evitarlos.

Casals ha asegurado que la "turismofòbia" va vinculada al crecimiento exponencial de los pisos turísticos a partir del 2010, ya que Barcelona ha pasado de tener 70.000 plazas hoteleras a sumársele de otras 120.000 plazas de pisos turísticos, de los cuales la mitad son ilegales.

A su parecer, la aparición de 120.000 plazas "de forma descontrolada" es consecuencia de una mala gestión de la administración, y ha criticado que el Gobierno decidiera legalizar las viviendas de uso turístico.

Culpa de las administraciones

Asimismo, ha alertado que la Generalitat "volverá a tropezar con la misma piedra" si con el nuevo reglamento de turismo legaliza el alquiler de habitaciones para uso turístico sin hacerlo de forma muy controlada y delimitada en el tiempo.

"Las administraciones han generado el problema legalizando los pisos turísticos y no han aportado soluciones", ha criticado Casales, aunque ha valorado positivamente la actitud del Ayuntamiento de Barcelona. "En el último año, el Ayuntamiento de Barcelona ha actuado con mucha más contundencia que ninguna otra administración," ha celebrado.

Huelgas en el Prat

En cuanto al conflicto de El Prat, Casals ha señalado: "Llevamos unos cuantos veranos con la misma historia y vamos desgastando la imagen de Barcelona como destino turístico y también tenemos un problema como catalanes, que somos los primeros perjudicados".

Casals ha reprochado que las diferentes administraciones "se van pasando la pelota de un tejado a otro", y ha urgido a ponerse de acuerdo para solucionar el conflicto en los controles de seguridad de El Prat.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat