La Fiscalía de Barcelona ha presentado una querella contra una internauta acusada de difundir un vídeo falso que atribuía actitudes violentas a un grupo de menores no acompañados, en la primera iniciativa legal del ministerio público contra las fake news en España.

En su querella, que investiga un juzgado de Sant Feliu de Llobregat (Baix Llobregat), el ministerio público acusa de un delito contra los derechos fundamentales a la mujer que presuntamente difundió a través de su cuenta de Twitter el vídeo en cuestión, que mostraba las agresiones de un grupo de alumnos en el Brasil a su profesora, atribuyéndolo falsamente a un centro de menores no acompañados de España.

La querella tiene su oigen en la denuncia que presentó la Síndica de Greugues de Barcelona delante de la Fiscalía el julio pasado por un video difundido  por Twitter el 13 de junio donde se podía ver el aula de una escuela donde alumnos gritan, tiran por el suelo mesas y sillas y lanzando papeles contra la profesora. El vídeo iba acompañado de este texto: "Te mando un vídeo de un centro educativo para los emigrantes menores de edad que entran ilegalmente en España. Te ruego que lo difundas para que España se entere de una vez como nos agradecen que los acojamos".

Vídeo de Brasil

La policía concluyó que las imágenes eran de Brasil y que no tenían nada que ver con menores que hayan emigrado al Estado español.

El servicio de delitos de odio y discriminación de la fiscalía considera que la querellada "pretendía vincular una supuesta violencia en las aulas con los menores no acompañados procedentes de otros países que vienen en nuestro país, todo eso con la finalidad de denigrarlos, asociándolos de forma generalizada con actos incívicos, violentos y de falta de respeto a la autoridad del profesorado".

El ministerio fiscal sostiene que lo que buscaba la internauta era desacreditar a este colectivo y contribuir "a despertar o aumentar entre la población los prejuicios y estereotipos contra este colectivo de personas, especialmente vulnerables, con el consiguiente riesgo de generar sentimientos de rechazo y hostilidad social enfrente de ellos".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat