"Es muy importante que la Direcció General de la Policia de Mossos anuncie que han iniciado una investigación sobre la lesión de la chica que ha perdido el ojo". Así empieza el comunicado de Irídia, el colectivo que lleva la defensa de la chica que perdió la visión de un ojo, presuntamente a consecuencia del impacto de un proyectil de foam la noche del martes después de las concentraciones contra la detención y encarcelamiento de Pablo Hasél.

Esta mañana Interior ha anunciado la investigación y que se habían puesto a disposición de la vícitma y sus famíliars. "Estamos en contacto con la familia y con Irídia —que lleva la representación legal— para facilitar todo lo que necesiten", ha dicho el director general de la Policia, Pere Ferrer, quien ha "lamentado profundamente" los hechos.

A pesar de que los proyectiles de foam son armas de precisión y los protocolos dicen muy claro que no se puede disparar por encima de la cintura, el portavoz del cuerpo, Juan Carlos Molinero, ha explicado que "no es lo mismo disparar a una figura inmóvil que en la calle" y aunque la Direcció General de la Policia quiere hacer "una investigación diligente para saber qué ha pasado", Molinero advierte que la investigación "no será fácil".

Irídia también se ha puesto a disposición de los Mossos para colaborar en la investigación e incide en que "se tienen que aclarar los hechos y se tienen que mejorar los mecanismos de prevención para evitar que se dispare foam en la zona de la cabeza".

Anoche, al menos en tres casos se disparó foam en la cabeza. También hubo casos graves en octubre de 2019. Irídia recuerda que "son armas de precisión. Es muy grave que haya vuelto a pasar".

El colectivo de abogados insta "a todos los grupos parlamentarios de Catalunya para realizar un análisis en profundidad sobre el modelo de evaluación, investigación y control del cuerpo de Mossos". E insiste en que "es urgente y confiamos en que se apruebe en la primera Comisión de Interior del Parlamento configurar una comisión".

Según Irídia, "en este debate es necesario analizar si los mecanismos de control de las armas foam son suficientes para garantizar que no vuelva a pasar, así como introducir nuevos mecanismos. Es la manera de revisar en profundidad el modelo y avanzar hacia un modelo mejor para garantizar derechos humanos".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat