Otro pasaporte Covid para poder viajar. La ministra de exteriores española, Arancha González Laya, ha anunciado que ya están negociando con el Reino Unido para crear un pasaporte sanitario "en paralelo a las discusiones" que mantienen con los socios de la Unión Europea sobre este documento de viaje. Como el de la UE, podría identificar a las personas vacunadas y permitirles viajar.

La ministra ha avisado de que la futura aprobación del pasaporte Covid-19 en la UE "no significa que se ponga automáticamente en marcha", sino que se activará cuando haya "una masa crítica de vacunados" en España y cuando se puedan reabrir fronteras". "Hacia el verano", ha apuntado, sin concretar fechas.

El pasaporte Covid de la UE

El pasaporte con que trabaja la UE será gratuito y los datos aparecerán en la lengua oficial del país y en inglés. Además, tanto el formato digital como el formato papel tendrán que tener un código de barras que permita la lectura. Eso sí, el pasaporte contemplará sólo las vacunas aprobadas por la EMA, que de momento son cuatro -Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen-. González Laya ha defendido que la UE tendría que buscar un "sistema único" con los países de la OCDE, donde hay Reino Unido, Estados Unidos o el Canadá.

Los líderes europeos se reúnen este jueves telemáticamente para decidir si dan luz verde definitivamente en el pasaporte Covid-19, que podría estar listo en junio. González Laya ha asegurado que el Gobierno ya trabaja en la parte tecnológica del nuevo sistema de movilidad.

El turismo y la movilidad en tiempo de Covid-19

Este lunes, la Comisión Europea ha pedido más "coherencia" en las medidas que se aplican dentro del territorio estatal y con otros países de la Unión Europea. De cara a las vacaciones de Semana Santa, el Gobierno ha pactado el cierre perimetral de las comunidades autónomas para limitar al máximo los desplazamientos e intentar frenar la transmisión del coronavirus. Sin embargo, estas restricciones no se aplican a las Islas Baleares ni Canarias, ni tampoco a la frontera que con el resto de la Unión Europea

González Laya ha reconocido el sentimiento de "agravio" que tienen algunos ciudadanos que ven como alemanes o franceses pueden ir a las islas Baleares mientras ellos no pueden salir de su comunidad autónoma. "Cada región adopta las medidas que le parecen mejores", ha defendido, recordando que todos los viajeros que llegan al estado pasan controles sanitarios.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat