Después de tres días consecutivos con un incremento de nuevos contagios, hace dos días que se experimenta una bajada. Según los datos facilitados por el Departament de Salut de este sábado, habría un total de 1.937 nuevos infectados por coronavirus, por debajo de la barrera de los 2.000. Ayer se registraron 2.172, el jueves 2.501, 2.124 miércoles y 2.051 martes. La cifra total ya llega a los 329.454. Con respecto al número de muertos, baja con respecto a los del viernes. Las últimas cifras registran 44 nuevas víctimas mortales –ante de las 71 de ayer, las 50 del jueves las 68 del miércoles y del martes— y el número total desde el inicio de la pandemia ya es de 15.433.

El riesgo de rebrote también registra una bajada y se sitúa en 331, con respecto al 353 de ayer y el 381 del jueves. Con respecto al índice de contagio (Rt) la tendencia se mantiene igual en los últimos cinco días. El domingo era de 0,80, el lunes de 0,78 y ahora es de 0,76. Es decir, cada 100 personas contagian 76.

Los ingresos en el hospital, sin embargo, sí que siguen bajando. Este sábado hay 2.060 pacientes ingresados en los hospitales catalanes, 134 menos con respecto a la cifra de ayer. Del total de pacientes ingresados, 527 están en la UCI, 12 menos con respecto a los datos del viernes.

Perseguir el virus

Salut quiere volver a salir a buscar el virus en la calle y precisamente por eso, habrá cribados comunitarios repartidos por todo el territorio, también para colectivos vulnerables y para población específica. Esta intención se englobaría dentro de la estrategia del Gobierno de hacer testear masivamente a la población, tal como han comentado esta semana, con la compra de 8 millones de tests de antígenos.

Ahora bien, habrá dos tipos de cribado comunitario que empezarán el próximo lunes 23, coincidiendo con el inicio de la reapertura. Por una parte, estarán los cribados en puntos concentrados por todo el territorio y de la otra de dirigidos, con un funcionamiento similar a los cribados que se hacen ya actualmente del cáncer de colon. Es decir, la población será notificada con el fin de participar y tendrá que ir a buscar un kit en la farmacia, hacer el test y devolverlo. A pesar de todo, Argimon ha querido dejar claro que todavía no se sabe cuando se ponga en marcha este segundo tipo de cribado ni cuántos tests se podrán hacer por esta vía.

 

Imagen principal: un sanitario poniéndose un EPI / Efe

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat