Catalunya no avanzará a fase 2 este lunes. El Govern ha anunciado el cambio de guion este mediodía, después de que lo aprovara el Procicat. Según ha adelantado TV3 y ha podido confirmar ElNacional.cat, la reunión del comité técnico del Plan de Emergencias de Protecció Civil de Catalunya (Procicat) ha llegado a la conclusión de que, con los datos actuales, no están las condiciones para pasar de tramo. Se seguirá en fase 1 por lo menos 15 días más.

Eso significa, entre otras cosas, que seguirá el confinamiento perimetral municipal entre el jueves y el lunes, que los centros comerciales no podrán abrir al 30% de su capacidad, sino que tendrán que seguir con la persiana bajada. Además, bares y restaurantes no podrán ampliar el aforo hasta el 50% en los interiores.

gràfic trams elnacionalcat

Gráfico donde se pueden consultar les actividades de cada tramo / Elaboración propia ElNacional.cat

Los datos de Salut de este jueves indican que el índice de contagio sube significativamente hasta el 0,92 después de días oscilando entre el 0,77 y el 0,78. Hoy, cada 100 personas contagian a 92. Este es el indicador de referencia estipulado en el plan de reapertura a dos meses vista que planificó al ejecutivo para ir flexibilizando paulatinamente las restricciones. La norma es clara. Si la Rt no está por debajo de 0,9 no se puede adelantar. Tampoco acompañan el resto de datos. El riesgo de rebrote también acelera. Ha pasado del 210 de ayer al 217 de hoy.

El cambio de tendencia descendente que se había ido encadenando durante todo el mes de noviembre, desde el inicio del confinamiento estricto de la segunda ola, irrumpió este martes pasado. La velocidad de transmisión de la Covid subía por primera vez en semanas seis puntos de golpe. Hasta 0,84. Al día siguiente volvía a crecer, cinco puntos, y se situaba en 0,89, al límite ya del tope que fija el salto de fase. Este jueves, nuevo jarro de agua fría, rompiendo ya la barrera de 0,9. 

El Departament de Salut había alargado la toma de decisión definitiva sobre el cambio de etapa para comprobar si este repunte, que responde a la reapertura de bares y restaurantes del lunes 23 de noviembre, revertía. Finalmente no ha sido así y el ejecutivo se ve obligado a dar marcha atrás. Un anuncio que llega 24 horas después de haber presentado el plan específico para Navidad, según el cual el toque de queda en las noches señaladas se retrasa hasta la una y media de la madrugada y las reuniones se amplían a 10 personas. 

¿Cuándo se puede cambiar de tramo?

Según detalló el mismo Govern catalán, la situación de las etapas del plan de reapertura se reevalúa cada 15 días. Sobre la base de esa hoja de ruta, el lunes 7, en pleno puente de la Purísima, se debería haber avanzado al tramo 2.  

Ahora bien, como indica el mismo documento, el cambio de fase está indicado solo con un Rt por debajo de 0,9 y unas hospitalizaciones semanales en tendencia descendente. Si la transmisión oscila entre 0,9 y 1, como es el caso, toca poner el freno. Y si se supera el 1, retroceder y volver a cerrar.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat