Preocupación entre los filólogos por la disminución del uso del catalán en el Aragón a nivel particular y social. Según las conclusiones de la Encuesta de los Usos Lingüísticos en la Franja de las comarcas catalanohablantes de Aragón, el catalán cada vez se habla menos en la Franja, mientras el castellano se impone dominante en el territorio.

Los aragoneses que reconocen hablar catalán no llegan al 50% y, según el estudio, hay dos motivos claros: la presencia de más residentes extranjeros en la comunidad y, también, el descenso de la transmisión de la lengua de padres a hijos. Sin embargo, también el factor de que no sea una lengua cooficial, ni de obligado estudio en las escuelas, está comportando que aquellos que realmente tienen interés para aprenderlo se lancen a la lectura y escritura en catalán. Muchos de ellos, acaban viniendo a estudiar a Catalunya.

El investigador Javier Giralt, profesor titular de Filología Catalana de la Universidad de Zaragoza, pone encima de la mesa en este sentido que "viene a ser lo mismo" que en Catalunya o Baleares si se hace referencia a "el uso real de la lengua", el problema es que en esta comunidad "no es cooficial", ni es lengua de enseñanza obligada en las escuelas.

Cambiar el rumbo

Precisamente por eso, Giralt ha reclamado "un refuerzo institucional para que todo pudiera funcionar de otra manera", pero, aun así, ha mostrado su preocupación por la situación del catalán en el Aragón dentro de 10 años. El filólogo, sin embargo, no ha sido el único a pedir un refuerzo en este sentido.

La directora general de Política Lingüística de la Generalitat de Catalunya, Ester Franquesa, ha puesto de manifiesto que "si encuentra la manera de otorgar a la lengua que es propia de este territorio el status jurídico que le corresponde como lengua propia, como mínimo también oficial, sería bueno para el territorio y para el conjunto del dominio lingüístico". Dominio lingüístico que, ha opinado, es mejor que sea de dos lenguas o más, que sólo de una.

Las lenguas "nunca se excluyen entre ellas" y poder dominar dos es siempre mejor que dominar sólo una. "Aquí hay muchas personas que pueden hablar catalán y algunas que no pueden todavía", ha dicho.

Más política

Franqueza, al contrario que Giralt, se ha mostrado "optimista" con respecto al resultado de este estudio, que da "muy buenos resultados en relación con el conocimiento de la lengua" en la Franja y ha valorado la percepción existente que se habla "una única lengua" que recibe diferentes nombres según el territorio, pero que comparte con Catalunya, el País Valencià e Illes Balears.

Y ha explicado que las críticas realizadas por plataformas o partidos políticos que consideran que se impone el catalán "van más allá de la política lingüística y son más política" cuando lo que se pretende es "la cooperación para que la lengua tenga un presente y un futuro más sólido y más fuerte", que "no tiene nada que ver con la catalanidad que uno siente ni con sentimientos identitarios".

En respuesta a la posibilidad lanzada por Franqueza que el catalán sea cooficial en Aragón, el director general de Política Lingüística del ejecutivo aragonés, José Ignacio López Susín, ha aseverado que "Aragón tiene su propio gobierno y su propia dirección general" y quien lleva a cabo a la política lingüística en esta comunidad "es el Gobierno de Aragón".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat