Los servicios prestados son agradecidos por la ministra Margarita Robles. Según consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE) este miércoles, el Consejo de Ministros ha otorgado un reconocimiento al ex-JEMAD que dimitió después de haberse saltado el protocolo y haberse vacunado junto con otros altos cargos militares. El general Miguel Ángel Villarroya ha sido nombrado miembro de la Asamblea de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, del Ejército del Aire. A pesar de ser aprobado ayer por el ejecutivo, la portavoz María Jesús Montero ni mencionó el reconocimiento en la rueda de prensa posterior en el Palacio de La Moncloa.

El jefe del Estado Mayor de la Defensa presentó el pasado 23 de enero su dimisión a la ministra de Defensa como consecuencia de las vacunaciones a escondidas de militares contra la Covid-19. En el protocolo de vacunación del ejército también hay unos grupos prioritarios, que siguen este orden: personal sanitario militar, militares que participarán de misiones internacionales y, en último lugar, la estructura de mando siguiendo un criterio de edad. Además del JEMAD Villarroya también fueron vacunados el mando de operaciones, el general Francisco Braco, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, el teniente general Fernando García González-Valerio. Ni siquiera habían acabado con el personal sanitario militar.

En su carta a la ministra Robles, donde le presentaba su dimisión, el ex-JEMAD Villarroya aseguró que nunca había "pretendido aprovecharse de privilegios no justificables", y no admitía en ningún momento el error de haberse vacunado antes que otros colectivos prioritarios. Sin embargo, el general Villaroya consideró que la noticia de las vacunaciones de militares estaba deteriorando la imagen pública del Ejército español y poniendo en duda su honradez, y por eso decidió dimitir de su cargo.

La semana pasada, el Consejo de Ministros nombró al almirante general Teodoro López Calderón, hasta entonces jefe de la Armada, como nuevo JEMAD.

El Rey no se ha vacunado

Después de estos hechos, los interrogantes empezaron a cernirse sobre el rey Felipe VI, mando supremo de las fuerzas armadas españolas. Al Gobierno "no le consta" que se haya inmunizado. En estos términos se expresó, este martes, la portavoz María Jesús Montero. Desde el ejecutivo aclararon que la familia real lo hará siguiendo el mismo protocolo que el resto de españoles, lo que fijó el Consejo Interterritorial de Sanidad. Tampoco prevén la vacunación del rey emérito Juan Carlos I, que actualmente se encuentra huido en los Emiratos Árabes.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat