Se han hecho públicos recientemente varios episodios de apología del franquismo y el fascismo de militares en activo. Incluso en escuelas militares, como es el caso de la Escuela Naval de Ferrol, de donde curiosamente era originario Francisco Franco. Frente a esto, el Ministerio de Defensa trata de evitar que vaya a más. Este lunes ha publicado una orden en el Boletín Oficial de Defensa (BOD) que busca promover los "valores y principios constitucionales" en el interior de los centros docentes del Ejército español. Se centra especialmente en órdenes diarias, discursos o conferencias susceptibles de tener un sesgo ultra. También reclama evitar la exhibición de simbología preconstitucional.

La polémica se desencadenó después de una efeméride difundida por la Escuela Naval de la Armada en Ferrol, Galicia, que conmemoraba el hundimiento en 1937, durante la Guerra Civil Española, de un submarino de "la escuadra roja". Aquel episodio se solucionó con el cese del jefe de estudios. Ahora ha ido más allá con una instrucción para todos los centros docentes militares del Estado.

La instrucción publicada subraya que las escuelas militares tienen que estar "en consonancia" con los principios y valores recogidos por la Constitución española, "especialmente en lo relacionado con la convivencia democrática y el respeto a los valores que la inspiran".

 

Esta instrucción es de aplicación tanto a los directores de estos centros como a los profesores y alumnos "dentro del ámbito académico o escolar". Es de aplicación "en todos los actos", especialmente en órdenes diarias —incluyendo efemérides—, celebraciones patronales militares, discursos, alocuciones, charlas de motivación, conferencias, prácticas "o cualquier otra llevada a cabo en grupo por y para los alumnos".

Entre los "requisitos exigibles" a todos estos actos hay que estén "en consonancia con los principios de la Constitución española"; que respeten los tratados, convenios y acuerdos internacionales, "especialmente los que se refieran a los derechos humanos"; respetar el principio de neutralidad política y "evitar cualquier uso o exhibición de simbología que vulnere las normas, los principios y valores constitucionales".

No solo se centra en lo que pasa dentro de los centros docentes. Según la orden publicada en el BOD, "estos requisitos también serán de obligado cumplimiento para aquellos otros actos con publicidad, en especial los que aparezcan difundidos a través de medios o redes sociales, que se realicen fuera del entorno académico o escolar".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat